Diferencias entre ERP y CRM 

El éxito de una compañía supone una adecuada gestión empresarial, por tanto, contar con un sistema informático que ayude a mejorar los procesos es clave para las organizaciones que desean sobresalir en el sector. 

Con frecuencia, las pymes que buscan aumentar la productividad y rentabilidad enfrentan dudas concernientes al tipo de tecnología a implantar. Muchas de estas divagaciones surgen de las funcionalidades de los sistemas ERP y CRMlos cuales, por la frecuencia en que son confundidos, diferenciaremos a continuación. 

De entrada, cabe destacar que ambos son sistemas de información y gestión que abarcan diferentes ámbitos de la organización. No obstante, al remitirnos a las siglas, por un lado encontraremos que ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales, definición claramente definida por los términos con que se conoce a la plataforma en inglés: Enterprise Resource Planning. Por otro lado, CRM es un sistema diseñado especialmente para la gestión de las relaciones con los clientes, tal como lo rezan sus vocablos anglosajones: Customer Relationship Management. 

ERP se centra en la optimización de los procesos interdepartamentales con miras a reducir los costes y aumentar la utilidadEn cambio, el objetivo principal de CRM radica en disponer de toda la información de un cliente, tanto para otorgarle a éste las respuestas que necesita como para realizar estudios de mercado que permitan diseñar mejores estrategias comerciales, como pueden ser la creación de promociones o el desarrollo de nuevos productos. 

ERP es una plataforma back office por cuanto se emplea para gestionar la comunicación y las operaciones internas de la empresa. CRM principalmente es una plataforma front office, debido a la interacción que permite generar entre la organización y el cliente.  

Los módulos de negocio en que consiste un ERP pueden ser diversos: fabricación, recursos humanos y nómina, ventas, inventario, administración de la cadena de suministro, finanzas y contabilidad. Por su parte, los módulos de CRM habitualmente se basan en ventas, servicio al cliente y marketing. 

Por lo general, los sistemas ERP y CRM admiten ser integrados con la finalidad de proveer una única plataforma de crecimiento empresarial. La centralización y el flujo de la información es esencial para una compañía que busca mejorar la toma de decisiones, por eso, en los últimos años la tendencia se ha mostrado a favor de aquellos ERP que contienen CRM o integran horizontalmente ambas funcionalidades. 

Por lo visto, las diferencias entre ambos sistemas son tantos como sus beneficios. Mientras que un ERP puede ayudar a reducir al máximo los costes por medio de una adecuada organización de la producción y distribución, así como mediante la automatización de los aspectos numéricos como la facturación; un CRM puede facilitar la captación de nuevos clientes y la fidelización de los ya existentes, lo que evidentemente aumenta los ingresos. No hay duda de que la combinación adecuada de ambos sistemas asiste la conducción de la empresa hacia la optimización de los recursos y la maximización de la rentabilidad. 

CRM, ERP y BI, la combinación para hacer crecer exponencialmente la organización

Disponer de una bola de cristal mágica debe ser, por mucho, la fantasía más frecuente entre quienes ejercen la toma de decisiones en una organización. Si un ejecutivo pudiese ver el futuro, con seguridad tomaría medidas más eficientes para alcanzar los objetivos empresariales, pero, dejando de lado la pitonisa de feria, ¿con qué instrumentos puede contar un gerente para diseñar las estrategias que llevarán a la empresa a obtener su cuota del mercado cubrir las necesidades de los clientes más exigentes? Una combinación de aplicaciones de tecnologías de información (TI) tiene la respuesta.  

Desde hace varias décadas los sistemas de gestión empresarial vienen perfeccionándose para hacer más fácil la vida de las personas en una compañía. La capacidad de transformar datos en información y la información en conocimiento convierten las soluciones CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning) y BI (Business Intelligence) en un factor imprescindible para la sobrevivencia de la organización.  

Procesos optimizados 

La implantación del ERP adecuado propicia una gestión óptima en los diferentes sectores de la compañíaUn sistema de este tipo provee información centralizada en tiempo real, lo que elimina barreras entre departamentos y habilita a ejecutivos para la definición de las pautas a seguir; automatiza operaciones y enlaza acciones entre diferentes áreasprovee informes; permite hacer predicciones de la demanda; disminuye la tasa de errores de factor humano; admite administrar desde los recursos humanos hasta los almacenes y mejora el servicio al cliente al proporcionar información precisa sobre órdenes. ERP simplifica procesos y sistemas redundantes, lo que conlleva a reducir los costos de la empresa. 

Mejores relaciones con los clientes 

CRM ayuda a generar experiencias más ricas con los clientes. Con su aprovechamiento cabal es posible tener una fuerza de ventas más facultada y productiva; establecer comunicación con los seguidores de la marca en los diferentes puntos de venta, así como integrar la planificación, presupuesto y seguimiento de las campañas de marketing. El alcance que tienen determinados CRM hace que sea viable gestionar las redes sociales corporativas desde cualquier dispositivo y lugar. Al ser una solución enfocada 100% en el cliente facilita acciones de fidelización. Por excelencia, esta es la herramienta que permite escuchar mejor al usuario para lograr su satisfacción, convertir leads en clientes explorar nuevos mercados. 

El complemento inteligente 

BI se nutre de los datos que extrae y analiza de sistemas transaccionales u operacionales para generar la información estructurada que dará a la empresa una visión 360 del negocio y fundamentará su toma de decisiones. BI reúne, depura y transforma datos de operaciones diarias en el conocimiento que permitirá obtener una ventaja competitiva. Esta solución hace directivos más capacitados; convierte un escenario de incertidumbre y riesgo en un ambiente de certeza y ayuda a aprovechar las oportunidades del entorno. La flexibilidad de las plataformas actuales y su carácter visual hacen que su manejo sea tan sencillo como dinámico 

Visto así, la combinación de CRM, ERP y BI es lo más parecido a un oráculo que un ejecutivo puede tener a disposición, es un apoyo clave para el nivel estratégico de la organización. Omitir la integración de estos elementos es darle la espalda al crecimiento, puede significar tanto caminar con los ojos vendados como arar en el mar.

La evolución del comercio y Customer Relationship Management

¿Está tu empresa preparada para no quedarse atrás? 

Hace algunos años, cuando era común realizar ventas puerta a puerta, un buen vendedor era tan dedicado a sus clientes que con frecuencia podía establecer relaciones de amistad con ellos. Era habitual que el agente hiciera llamadas a los domicilios y que éstas fueran atendidas con disposición; seguramente otorgaba descuentos y promociones, hacía recomendaciones y los hacía sentir cercanos. 

Con el triunfo del autoservicio y la aplicación de las tecnologías de información (TI) al comercio tradicional y la venta mixta, las formas de relacionarse con las personas cambiaronLa multiplicación exponencial de los puntos de contacto y la avalancha de datos generados entre los diferentes actores que intervienen en una transacción, demandan compañías cada vez más capacitadas y actualizadas con las tecnologías. En este punto, Customer Relationship Management o CRM juega un papel vital para toda organización que desee permanecer en el tiempo y aumentar su cuota de mercado. La adopción de la solución informática adecuada por parte de una marca puede traducirse en el mediano plazo en la relación de confianza que ésta anhela con sus usuarios. CRM coloca al cliente en el centro de la planificación empresarial, por lo tanto, toda ventaja competitiva que de su aplicación pueda emerger estará orientada hacia la creación de valor para el cliente y, por ende, hacia la rentabilidad del negocio.  

Las empresas que se enfocan en la personalización proveen al cliente las herramientas para que él mismo organice su experiencia. A partir del e-commerce o las ventas telefónicas un usuario es capaz de escoger no sólo el producto, sino el tipo de empaque que desea que éste lleve, el tipo de entrega y la forma de pago más ajustada a sus capacidades. Por si fuera poco, de estas dinámicas se desprenden otros beneficios más para las organizaciones que pueden estar orientados tanto a la reducción de costos, a partir de la simplificación de procesos, como al desarrollo de nuevos productos, a partir de estudios de prospección de mercados y tendencias.  

Acciones como obtener nuevos clientes, crear conciencia de marca, informar y resaltar beneficios de productos y servicios, satisfacer las necesidades de los consumidores, infundir confianza, crear valor, reforzar las decisiones de compra, cumplir con la promesa de marca, aumentar la lealtad e incentivar la evangelizaciónpueden ser perfectamente desarrolladas con los actuales sistemas de gestión.  

Rápidamente, CRM ha pasado de ser un elemento que, aunque nació como consecuencia del desarrollo de las TI y el comercio, es ahora un factor clave para la continua evolución de éste. 

¿Gestionar redes sociales con CRM? 

No hay duda de la importancia del social media en México. Un estudio de ComScore indica que somos el país de Latinoamérica con mayor penetración en redes sociales (RRSS), con un alcance del 98.2 por ciento de los usuarios de internet; por su parte, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) señala que ocho de cada diez empresas tienen un perfil en alguna red. Estas herramientas han configurado nuevas formas de comunicarnos y las organizaciones, que han tomado ventaja de esto se destacan sobre las demás. La reputación online, esa abstracción que a muchos les cuesta comprender por ser parte del intangible mundo virtual al que también nos debemos, es hoy día un importante indicador en las cifras de toda organización, al punto que cada vez surgen más especialistas que ayudan a definir las estrategias en torno al tema y se crean departamentos justamente para ello. 

Las tecnologías de información y comunicación han dado comienzo a todo un nuevo modelo de gestión de los componentes organizacionales y sirven de columna vertebral para los procesos de expansión de las empresas con visión de desarrollo, por lo que no hay que dejar de lado los instrumentos de los que actualmente disponemos para hacer más efectivas las tareas relacionadas con el marketing digital o la administración de comunidades en línea, así como su integración con otrosectores como ventas y atención al cliente. Sistemas CRM (Customer Relationship Management) ideados especialmente para combinar estas áreas permiten mejorar la relación de una organización con su público de manera innovadora; permiten a las audiencias ser escuchadas y atendidas oportunamente; facilitan su estudio y ayudan a guiar los lineamientos organizacionales en función del usuario. Aún cuando expertos en marketing todavía debaten sobre la efectividad de las redes sociales para la atención de públicosdeterminados softwares como Microsoft Social Engagement ya establecen la aplicación que en este sentido pueden tener las RRSS para el negocio.  

 Escuchar es la clave 

Hace algún tiempo el mercadeo acuñó el término prosumer para referirse a quienes consumen determinado producto y al mismo tiempo producen información. Los datos que aporta un prosumer ayudan a conocer al cliente y a construir la reputación online de la empresa, dándole un sentido global y democrático a la generación y difusión de la información. Quienes son afectados por un mal servicio comunican en tiempo real su incomodidad a cientos de personas, por lo que, a través de las RRSS, se trata de establecer un diálogo más abierto y transparente que conlleve a la fidelización del cliente y fortalezca la credibilidad de la organización. Con el CRM adecuado es posible darle a la audiencia respuestas acertadas con rapidez, así como medir la efectividad e impacto de lo que se dice en redes sociales sobre la marca. Con la percepción del comportamiento de los usuarios, las empresas pueden anticiparse a eventualidades y tomar decisiones adecuadas; pueden mejorar productos, así como dar un mejor enfoque a sus estrategias de comunicación. 

La información es poder. La posibilidad de acceder a referencias y dialogar tan efectivamente con los consumidores nunca había sido tan fácil como ahora. El anhelo de conocer en detalle a las audiencias se convirtió en realidad. Es de gerentes exitosos aprovechar las cartas a disposición. 

La personalización como cúspide de tu estrategia de marketing

Hoy en día, el cliente es el rey. La evolución del mercadeo ha marcado claramente la importancia de la relación de una empresa con sus consumidores, pero no de cualquier relación, sino aquella basada en el aprendizaje mutuo, aprendizaje que lleva a las organizaciones a ajustarse a lo que su comprador necesita y demanda en el tiempo. Definir las pautas que facilitarán este proceso en una compañía que hasta ahora sólo fundamentaba sus acciones en el marketing transaccional, en muchos casos implica un cambio en la orientación de la misión corporativa, debido a que ésta ya no se centraría en el producto que ofrece la empresa; ahora tendría como eje al cliente.  

 

Con frecuencia, directivos autorizan destinar importantes recursos a consultores de marketing relacional que nunca logran tener éxito en la implementación de sus estrategias por una sencilla razón: su organización no está preparada para ejercer el nuevo paradigma que requiere la gestión de clientes. Llevar a cabo acciones de este tipo ciertamente no es sencillo; no es lo mismo capacitar al equipo en técnicas de venta que hacerlo estudiar al cliente con la finalidad de reconfigurar su servicio o producto en función de las necesidades puntuales detectadas; no obstante, contar con las herramientas tecnológicas adecuadas, como los sistemas CRM (Customer Relationship Management) contemporáneos, puede ayudar significativamente a cumplir, sin traspiés, con los cuatro pasos que requiere una estrategia exitosa de marketing personalizado. 

 

  1. Identificación: No se puede tener una relación con un individuo si primeramente no se le identifica. Es necesario conocer y reconocer al cliente en cada uno de los medios utilizados por la empresa, asimismo, establecer tipologías y categorizaciones que hablen de su perfil o el potencial que tienen para la compañía. 
  2. DiferenciaciónEn la fase de diferenciación se define el valor que cada cliente tiene para el negocio, por lo tanto, una metodología especialmente diseñada para esta etapa permitirá concentrar los esfuerzos en los prospectos o usuarios más rentables o con mayor potencial.    
  3. InteracciónEste paso consagra al marketing personalizado en una primera etapa. Implica la acción sobre el cliente de forma eficiente (en términos de costo) y efectiva (en términos de satisfacción)Una interacción de calidad implica detectar y cubrir necesidades particulares, profundiza vínculos facilita la fidelización. 
  4. PersonalizaciónLas organizaciones deben poder adaptar las cualidades de su  marca a los intereses de un segmento. La individualización o customización implica tener la habilidad de personalizar un producto de forma que resulte altamente atractivo para el cliente. Su carácter de masificación se ve en las diferentes formas de pago o tipos de empacado, por ejemplo.   

 

Un simple base de datos ya no basta. Son los clientes activos y las relaciones de largo plazo lo que dan continuidad al negocio. En el afán por lograr esto, es donde el CRM cumple su principal funciónoptimizar cada paso de la relación de la compañía con el cliente, a fin de estrechar y enriquecer el vínculo de manera bidireccional. 

CRM y automatización de marketing

Cuando un negocio comienza a crecer y el volumen de trabajo supera la capacidad productiva, resulta difícil ofrecer una relación 1 a 1 con los clientes. En este preciso momento conviene pensar en una solución CRM (Customer Relationship Management) que facilite la automatización de marketing en la organización. Gestionar todas las tareas comerciales y de mercadeo a través de las tradicionales hojas de cálculo y otros softwares convencionales de uso limitado puede no ser la mejor opción para una empresa que quiere aprovechar las oportunidades y mejorar sus operaciones. 

 

Las organizaciones recurren a la automatización de marketing para alcanzar una mayor eficiencia en sus accionesÉste ayuda a manejar las interacciones de los prospectos para detectar y calificar oportunidades de venta o leads, acortar ciclos de venta y gestionar efectivamente las campañas digitales, además, ayuda a la organización a reducir los costos de los procesos y mejorar las tasas de conversión y de retorno de la inversión.  

 

Marketing basado en CRM 

 

Dynamics CRM, por medio de su componente de marketing, es una solución que permite controlar de principio a fin las campañas de mercadeo ofreciendo en todo momento información de las actividades realizadas en tiempo real. En entornos digitales, permite realizar segmentaciones gestionar campañas llevando un registro del presupuesto y las actividades asociadas. Sus cualidades para la automatizacióse ven reflejadas en sus ofrecimientos: 

 

  • Información única y centralizada para la administración de prospectos y clientes. 
  • Visión 360 de los clientes, con perfil detallado e historial de cada uno de ellos. 
  • Gestión eficaz del ciclo de vida de las campañas. 
  • Segmentación de registros de acuerdo a criterios combinados. 
  • Envío de correos electrónicos personalizados. 
  • Historial de respuestas de campaña y seguimiento. 
  • Registro de prospectos resultantes de las campañas ejecutadas. 
  • Asignación de actividades de la campaña a distintos integrantes del equipo. 
  • Medición de la efectividad de la campaña a través de informes. 
  • Presentación de paneles con indicadores clave de desempeño y gráficos. 
  • Posible integración con Outlook, Word, Excel y Skype for Business. 
  • Notificaciones de próximos eventos de marketing desde Outlook. 

 

Es evidente que la enorme cantidad de información generada en sistemas como Dynamics CRM establece una base sólida para idear campañas basadas en marketing automatizado, asimismo, las herramientas de administración y análisis facilitan la vida en los departamentos de tal manera que ser obsoleto no puede ser un opción. 

 

Para mantener una relación personalizada con los clientes y sacar ventaja de toda la información provista por lasoluciones, es conveniente contar con la tecnología apropiada. Si la compañía no contempla instrumentos para mejorar las relaciones con los clientes y automatizar sus esfuerzos de marketing, tanto su gestión comercial como productividad empresarial se verán seriamente limitadas.  

 

Marketing relacional, mejor con CRM

La esencia del marketing relacional se basa en la generación de relaciones duraderas rentables con los clientes. Este concepto ha marcado un cambio en la orientación estratégica del marketing tradicional para trascender de la búsqueda de captación de clientes (transacciones) a la búsqueda de su satisfacción en el largo plazo (relaciones). 

 

En el marketing relacional, la venta de un producto no es el fin del proceso, sino el principio de una relación duradera con el usuariorelación basada en la confianza, capaz de generar aprendizajes y tornarse más inteligente en cada interacción. Etérminos generales, los aspectos que se integran durante la generación de este tipo de vínculos son el servicio al cliente, la calidad y el marketing.

Como se entrevé, la idea que existe detrás del marketing relacional es la anhelada fidelización. Para alcanzarla, se debe crear una cantidad considerable de usuarios satisfechos por medio tanto de una atención al cliente excepcional, la cual deberá ser cercana y personalizada, como del otorgamiento de beneficios que distingan a la marca de la competencia. Evidentemente, mantener un número de clientes que responda a las expectativas de la organización dará mayor estabilidad a la empresa, y si se alcanza una cantidad concreta de clientes fidelizados, esto supondrá un porcentaje de ingresos más elevado. 

 

Para alcanzar la fidelización debe tenerse en cuenta que, por lo general, los clientes saben qué desean o necesitan. Esto implica poner a disposición diversos canales de contacto, estudiar permanentemente a los públicos, escuchar bien al usuario y trabajar afanosamente por la cobertura de sus requerimientos. Este camino es facilitado hoy por las tecnologías interactivas y de base de datos que tienen las empresas a disposición. 

 

Uno de los complementos más útiles para agilizar las acciones de marketing relacional es el Customer Relationship Management o CRM, sistema que recolecta información valiosísima para el área a la vez que permite comunicar los beneficios y soluciones que ofrece la empresa a sus seguidores.  

 

El significado de CRM se entiende con facilidad al ser traducido literalmente del inglés: sistema de gestión de relaciones con los clientes. Esta solución es capaz de proveer a la organización de las claves para afinar sus próximas maniobras mercadológicas y supone un modelo de negocios cuya estrategia tiene el fin de lograr la identificación y administración de aquellas relaciones/cuentas más valiosas para la compañía, labores que conviene realizar de manera diferenciada para mejorar la efectividad sobre los clientes. Visto así, se trata de ser más efectivos al momento de interactuar con los usuarios. 

 

Las funcionalidades de un CRM básicamente transitan por ventas, servicio al cliente y marketingesto circunscribe soporte, e-commercetelemarketing, planificación y automatización de campañas, segmentación, gestión de redes sociales, etc. Al permitir la integración de sistemas Enterprise Resource Planning (ERP), un CRM propicia experiencias altamente satisfactorias, lo que fortalece aún más su misión y le otorga puntos a la compañía frente a su adversario. 

 

La importancia de implantar el CRM adecuado y optimizarlo al máximo es fundamental para las empresas que ofrecen productos y servicios. Tras el desarrollo de sus componentes, el ejercicio del marketing relacional con el apoyo de CRM debe ser capaz de proporcionar una verdadera satisfacción al cliente y generar con éste un vínculo duradero y confiable. 

Inteligencia digital en ventas

Para concretar un cierre de ventas sin demasiada dificultad, es fundamental que el representante comercial posea más información que el cliente, pero lo cierto es que muchas veces ocurre lo contrario, porque cuando los vendedores no cuentan con la preparación y las herramientas suficientes, les resulta complicado manejar los datos necesarios para objetar los contras del posible comprador y aportar información de valor al proceso. De allí la importancia de seguir una estrategia competitiva basada en las ventajas de la inteligencia digital en ventas, como forma de empoderamiento del área comercial.

Cuando se habla de inteligencia digital en ventas, se hace referencia a los procedimientos que siguen las empresas para reunir los datos generados de su actividad, con la finalidad de sistematizarlos, interpretarlos y convertirlos en información útil para la organización. En general, se trata de aplicaciones de negocios o softwares desarrollados especialmente para impulsar el desempeño de los equipos de ventas, mismos que han encontrado su evolución gracias a la era del algoritmo.

Te puede interesar: Empoderamiento de ventas con Dynamics 365

Ventajas

Dado que aprovechar la inteligencia digital puede incrementar de manera notable las probabilidades de éxito en la toma de decisión, se trata de un método que cobra cada vez mayor relevancia en los escenarios comerciales. Las ventajas que brinda su aplicación son múltiples:

  • Permite identificar ventajas competitivas y defender el producto frente a la competencia
  • Guía el diseño de estrategias empresariales basadas en datos fiables
  • Ayuda a disminuir los riesgos de la toma de decisión y elevar las oportunidades de éxito
  • Facilita aumentar el número de clientes y su fidelización, por lo tanto, las ventas y rentabilidad
  • Permite predecir las necesidades de los clientes y aumentar su satisfacción
  • Ayuda a identificar el potencial de los clientes y canalizar esfuerzos en los mejor ponderados
  • Facilita acortar los tiempos de preparación de los vendedores nuevos
  • Otorga fluidez al proceso de ventas a partir de la accesibilidad y flexibilidad de la plataforma
  • Brinda datos e información relevante para otras áreas de negocio en la compañía

Mantener el enfoque en las metas y objetivos es uno de los mayores retos que los equipos de ventas deben enfrentar, ante lo cual, estos se deben acostumbrar a contar con las máquinas que tienen el poder de contribuir al crecimiento del negocio.

Inteligencia Artificial

Por último, al analizar las estrategias de las empresas que dominan el mercado y aquellas que se hallan con el mayor rezago, el diferencial es claro: la práctica de la innovación. Difícilmente hoy se pueda emplear una técnica alrededor de las ventas que no encuentre un basamento en los datos e información, por consiguiente, en la inteligencia digital, de manera que reunir las herramientas que facilitan su tratamiento, lejos de significar un gasto, se debe considerar un mandato empresarial.

Microsoft Dynamics 365 for Sales es la aplicación que empodera al área comercial y permite mejorar su desempeño al punto de impactar la rentabilidad del negocio. Solicita una demostración.

Business Central, tecnología líder para las pymes

Un obstáculo frecuente para la empresa que busca crecer tiene que ver con el recurso tecnológico que se necesita para optimizar los procesos, pero que, dadas ciertas realidades del mercado, la organización no siempre puede tener a mano. Sobre todo, si se consideran las enormes inversiones asociadas a la infraestructura que requieren los sistemas de información con servidores locales y los antiguos modelos de negocio para acceder a los licenciamientos.

Como paliativo de este escenario, Microsoft ha desarrollado una solución que, apoyándose en la nube, atiende las necesidades de gestión de la pequeña y mediana empresa: Dynamics 365 Business Central, producto que permite a las compañías unificar todas las áreas de negocio en una misma plataforma y propiciar una mejora sustancial en materia de operaciones, finanzas, ventas y servicio al cliente.

Dynamics 365 Business Central, más que Dynamics NAV

Dynamics 365 Business Central permite a las pymes y startups agilizar los procesos comerciales y mejorar la interacción con los clientes. Al contar con funcionalidades de ERP similares al anterior Dynamics NAV y de sistemas CRM, otorga una visión panorámica del negocio que faculta a los ejecutivos para tomar decisiones con los menores riesgos posibles. Si a lo anterior se le suma la posibilidad que existe de contar con inteligencia incorporada, la herramienta entonces promete ser para la pyme la piedra angular de su estrategia tecnológica.

Te puede interesar: Microsoft Dynamics 365 se fortalece al incorporar IA y realidad mixta

Como es frecuente entre los desarrollos de Microsoft, Dynamics 365 Business Central se integra de forma nativa a los demás productos de la firma, lo que significa que se puede trabajar sin dificultad con datos de Office 365 y otras fuentes.

Otra de las grandes cualidades de la solución se basa en la escalabilidad y adaptabilidad. Construida sobre módulos configurables, Dynamics 365 Business Central permite a los usuarios ajustar todas las necesidades de la empresa en su dispositivo. De esta manera, y añadiendo los factores de movilidad y accesibilidad, las personas logran aumentar la eficiencia de sus labores e impactar positivamente en los resultados de gestión.

Por último, la forma cómo Microsoft viene trabajando en los últimos años es quizás lo que marca el mayor diferencial sobre su innovación. Tanto la nube como la modalidad de contratación bajo demanda que se estila en la actualidad es lo que da la oportunidad a aquellas empresas que no son necesariamente grandes corporativos de contar con una solución de clase mundial, por lo tanto, de entrar también a la cuarta revolución industrial.

El modo de contratación bajo demanda permite efectuar pagos por uso y emplear en un principio solo las funcionalidades que la organización necesita; luego, añadir las requeridas según el crecimiento. Por su parte, la computación en la nube supone un ahorro importante en términos de equipamiento.

También te puede interesar: Futuro de los sistemas de gestión informáticos

Negocios en el entorno inteligente

El concepto de entorno inteligente hace referencia a los espacios físicos donde las tecnologías de información y la computación ubicua se combinan para lograr un objetivo. Esta última integra la informática en el entorno de la persona como usuario, de allí que represente el eje cardinal de los entornos inteligentes.

Al hacer posible que una computadora no se perciba como un objeto diferenciado y pueda aparecer en cualquier momento, lugar y forma, la computación ubicua se halla en una cantidad creciente de elementos a nuestro alrededor y, apoyándose de su capacidad para la interconexión, da forma a la idea de entorno inteligente para mejorar las experiencias en todos los ámbitos y facilitar la vida de la gente.

Los tipos de entorno inteligente para los sistemas son diversos. Algunos se asocian a absolutos entornos informáticos virtuales, donde los dispositivos acceden a servicios del sistema en cualquier instante y sitio. Por otro lado, están aquellos que mezclan el mundo virtual y el real a partir de la incrustación de elementos como sensores y controladores. También se hallan los entornos de seres humanos que, al hacer uso de dispositivos inteligentes, forman también un entorno inteligente por sí mismo.

Cuando sumidos en la cuarta revolución industrial se habla de tecnologías aplicadas a los negocios, claramente se habla de operaciones generadas en entornos inteligentes. Ya sea que las acciones se enfoquen en la satisfacción del cliente o la optimización de los procesos de manufactura, desarrollar una plataforma donde distintos elementos y tecnologías converjan facilita el desempeño de la compañía y la impulsa a alcanzar niveles más elevados como organización.

Te puede interesar: Tecnologías que mejoran la relación comercial

La anatomía del entorno inteligente en el mundo de los negocios varía de acuerdo al tipo de industria, pudiendo aquellas que se dedican a logística o retail fundamentarse principalmente en la sensórica (vinculada con frecuencia a sistemas ERP) para planificar sus actividades de abastecimiento y distribución. Por su parte, aquellas que brindan servicios profesionales por lo general encuentran en las aplicaciones para gestionar las relaciones con los clientes (CRM) la llave para su optimización. No obstante, más allá del tipo de empresa, cuando se habla de entorno inteligente hay un cimiento que resulta común: la nube.

La computación en la nube ha preparado el terreno para que hoy las organizaciones cuenten con múltiples dispositivos enlazados a sus procesos; incorporen la inteligencia artificial, y se desprendan de la necesidad de poseer servidores. Es el gran habilitador de un universo cuyas fronteras con dificultad se pueden medir y donde los modelos de negocio no hacen otra cosa que emerger.

Las ventajas y beneficios de operar en un entorno inteligente empoderan a la empresa para adecuarse con una agilidad sorprendente a los cambios del contexto, por lo tanto, de los negocios. Cuando las posibilidades son aprovechadas como es debido, la empresa puede accionar su catapulta y experimentar un crecimiento exponencial; pero para esto se debe promover internamente una verdadera cultura basada en lo digital y en los datos, una que realmente haga que los usuarios activen su visión más allá de la tecla y exploten cada sistema y posibilidad de la forma más amplia que la informática puede brindar.

Te puede interesar: De la democratización de las TI a las fábricas inteligentes