Gestión digital de las finanzas

Las organizaciones cada vez necesitan más información en menos tiempo –para ayer–, lo que demanda no solo un departamento de finanzas actualizado al respecto del equipamiento tecnológico, sino una verdadera transformación digital que reoriente las acciones de la compañía de cara a un crecimiento exponencial.

Frente a los planteamientos del entorno digital, Finanzas como área funcional de la empresa sufre una presión importante. Dado que de ese departamento se desprenden orientaciones vitales relativas a la inversión y financiamiento de la organización, la gestión debe fundamentarse en decisiones bien informadas, factibles de tomar gracias a las herramientas que la informática ha puesto sobre la mesa y al liderazgo de quienes comprenden que, en plena revolución 4.0, la infraestructura de comunicaciones y el procesamiento de datos son esenciales para la empresa que busca encabezar su sector.

El impacto de las tecnologías de información (TI) sobre la gestión económico financiera en la organización no tiene precedentes. Resulta clave para experimentar mejoras significativas en la compañía explorar las funcionalidades que los sistemas de información integrados presentan. Estos proponen una plataforma única de crecimiento empresarial capaz de vincular datos e información de áreas diversas como Ventas, departamento por el que, por ejemplo, Finanzas ya no debe esperar si desea realizar un reporte sobre ingresos.

Los aspectos que en Finanzas son enriquecidos con la digitalización y la implantación de soluciones como ERP son varios. En esencia, se identifican cinco.

Te puede interesar: Llevar la contabilidad y finanzas con agilidad sí es posible

Facturación

El empleo de determinados instrumentos permite automatizar procesos, lo que ayuda a optimizar tiempos y recursos. Los colaboradores suelen aumentar la eficiencia; los errores de factor humano, disminuir.

Tesorería

Con la solución adecuada, las empresas pueden controlar de forma exhaustiva los gastos e ingresos: impacto en tesorería (rentabilidad, liquidez, riesgo); también realizar análisis de riesgo y análisis predictivo.

Contabilidad

La automatización de procesos permite llevar la contabilidad financiera (generación de estados contables) y la contabilidad de costos (asociados a los procesos) de manera más ágil.

Regulación

La automatización igualmente otorga mayor control en términos de cumplimiento regulatorio y de administración de riesgos. La posibilidad de integrar datos de diferentes orígenes ayuda notablemente a estar siempre al día.

Planificación financiera

Las soluciones actuales facilitan realizar análisis inteligentes en función de la estrategia corporativa, basados estos en la situación actualizada de la empresa y los cambios del entorno económico y de los agentes.

Una vez que la compañía sube a la ola digital, la incidencia de la tecnología sobre las finanzas toca tanto lo operativo como lo estratégico. A esto vale sumarle la anticipación como factor sustancial que es facilitado por las TI.

Si bien el tema de la modernización, la digitalización y la transformación digital tiene rato sonando en el sector corporativo, no todas las organizaciones han cursado todos los procesos para ubicarse en la denominada era digital. Aquellas que ya lo han hecho seguramente se llevan la mayor cuota del mercado; las que no, se exponen a riesgos crecientes asociados con la competitividad.

 

 

Estrategia empresarial basada en TI

Las tecnologías de información (TI) han transformado el modo del hombre para comunicarse y hacer negocios. En la organización, esta afirmación se puede constatar con facilidad al comparar el alcance de los dispositivos electrónicos empleados hace una década con los utilizados en la actualidad. Lo mismo ocurre con las plataformas informáticas creadas para operar en las diversas áreas de la compañía. Si a este hecho se le suma el modelo de computación en la nube, se hace más que evidente que el ser humano vive una permanente metamorfosis en la manera de relacionarse y trabajar, por lo que numerosas empresas ya formulan su estrategia empresarial considerando las TI como un aspecto medular del negocio.

La forma en que se invierte el presupuesto de TI devela los esquemas financieros en la empresa. Por lo general, la mayor parte del capital se dirige a operaciones y procesos transaccionales. El desembolso destinado a tecnología e innovación suele ser mucho menor. Probablemente, porque muchos ejecutivos todavía no comprenden el beneficio que pueden generar las TI sobre el negocio mismo y porque de la asignación del presupuesto emerge como problema la incertidumbre del retorno de la inversión.

Cuando una compañía no cuenta con la asesoría adecuada o, peor aún, desconoce el negocio, abordar proyectos tecnológicos ambiciosos puede resultar en pérdidas económicas importantes. En buena medida, esto es dado porque las metas establecidas no son factibles o no se realizan las evaluaciones debidas. Algo es claro: invertir grandes sumas para la implantación de sistemas no garantiza el éxito de la planeación.

El escenario anterior revela la urgencia de alinear los esfuerzos sobre tecnología con los objetivos de negocio. Se trata de una labor minuciosa que no debe ser tomada a la ligera. Para lograrlo, primeramente se debe conocer en qué nivel de la escala de madurez de las TI se encuentra la compañía. Esto implica una revisión de los servicios, procesos y controles. Adicionalmente, se debe identificar el estado del área y sus prioridades. Luego definir planes que optimicen las operaciones a distintos plazos.

Los directivos de una empresa que busca redefinir la manera de ejecutar el presupuesto en tecnología deben cambiar su enfoque sobre la función que las TI ejercen sobre el negocio. Deben posar la mirada más fijamente sobre el departamento de sistemas, establecer un diálogo enfocado en la innovación y abrirse genuinamente a la transformación digital.

Por su parte, los profesionales de la informática no deben conformarse con mantener el motor andando; deben establecer un vínculo entre otros sectores como producción, mercadeo y ventas para estudiar las necesidades y encarar nuevos proyectos que generen valor sobre el negocio desde la perspectiva tecnológica.

Ya sea que se busque mejorar el rendimiento de la fuerza de ventas y abrir nuevos canales de comunicación, por medio de soluciones ideadas para la gestión de relaciones con los clientes (CRM), o se desee mejorar el control de inventarios y el flujo de mercancía, a través de soluciones para la planeación de recursos empresariales (ERP), el desafío para la organización está en lograr un trabajo integrado entre sistemas y el resto de los sectores, y no dejar pasar por alto las oportunidades de aplicar las novedades que puedan favorecer los objetivos corporativos.

 

Lee: Digitalización en las empresas, impostergable

 

El gran reto del sector Retail en los canales físico y digital

La nueva realidad exige niveles de competitividad nunca antes vistos para el sector Retail. ¿Está tu negocio preparado para aprovechar oportunidades en todos los entornos? 

 

El cierre de esta década ha presentado cambios en todos los ámbitos. En tan solo días, las empresas tuvieron que impulsar su espíritu innovador para mantener el funcionamiento y no dejarse arrastrar por la coyuntura.

Debido al cambio obligado en las formas de consumo, en el sector Retail hemos palpado interesantes propuestas que obedecen al enorme desafío planteado por el entorno. Hablamos de la respuesta a un reto que gracias a las tecnologías se ha podido sortear en tiempo récord y que, podríamos afirmar en un sentido general para la industria, recién se comienza a perfilar.

 

La desescalada de las tiendas físicas durante la pandemia ha destacado la importancia de fusionar la experiencia del cliente en los canales físico y digital.

 

La transformación del sector Retail

 

Existe un comportamiento ya conocido respecto al proceso de compra que tiene que ver con la investigación online que se hace antes de adquirir un producto, sin importar que la compra se realice vía electrónica o directamente en el establecimiento. Todos lo hemos hecho, ¿cierto?

Por otro lado, otro fenómeno comercial se hace cada vez más común: la acción digitalmente interactiva por parte del cliente en la tienda física. Lo que algunos ya habrán experimentado al usar códigos QR dispuestos en el local o al pagar mediante la app de la marca, como en la conocida cafetería del logo verde.

 

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), la compra de despensa en supermercados ha encabezado el crecimiento del comercio electrónico durante la cuarentena.

 

Para garantizar la satisfacción del cliente, lo anterior exige tener información unificada en todos los puntos de contacto. De ahí que conceptos como la omnicanalidad hayan evolucionado y hoy se hable de comercio unificado. Pero, ¿qué significa hablar en esos términos y por qué representa un reto para el sector Retail?

El comercio unificado como desafío del Retail

 

Cuando hablamos de servicio omnicanal no necesariamente se está hablando también de información multicanal. Y esto es porque los datos no siempre van al mismo lugar; van a sistemas diferentes.

En negocios con pocos puntos de contacto puede que esto no represente un riesgo mayúsculo. Sin embargo, en las cadenas comerciales es fundamental hoy relacionar toda la información circulante. Sobre todo, los datos de pago (POS), ya que es esto lo que facilitará, por un lado, una experiencia memorable para el cliente y, por el otro, conciliar todo lo que sucede tras bastidores para obtener una panorámica fiable de la empresa.

A fin de cuentas, la lealtad del cliente es el gran anhelo de las marcas de productos o servicios. Optimizar los procesos con el apoyo de la tecnología para que las relaciones sean realmente duraderas constituye, entonces, la clave para alcanzar una mayor competitividad como valor diferencial.

Conoce las bondades de Dynamics 365 Commerce para fusionar la experiencia y brindar experiencias de compra excepcionales y fluidas en todos los canales.

 

Diferencias entre ERP y CRM 

El éxito de una compañía supone una adecuada gestión empresarial, por tanto, contar con un sistema informático que ayude a mejorar los procesos es clave para las organizaciones que desean sobresalir en el sector. 

Con frecuencia, las pymes que buscan aumentar la productividad y rentabilidad enfrentan dudas concernientes al tipo de tecnología a implantar. Muchas de estas divagaciones surgen de las funcionalidades de los sistemas ERP y CRMlos cuales, por la frecuencia en que son confundidos, diferenciaremos a continuación. 

De entrada, cabe destacar que ambos son sistemas de información y gestión que abarcan diferentes ámbitos de la organización. No obstante, al remitirnos a las siglas, por un lado encontraremos que ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales, definición claramente definida por los términos con que se conoce a la plataforma en inglés: Enterprise Resource Planning. Por otro lado, CRM es un sistema diseñado especialmente para la gestión de las relaciones con los clientes, tal como lo rezan sus vocablos anglosajones: Customer Relationship Management. 

ERP se centra en la optimización de los procesos interdepartamentales con miras a reducir los costes y aumentar la utilidadEn cambio, el objetivo principal de CRM radica en disponer de toda la información de un cliente, tanto para otorgarle a éste las respuestas que necesita como para realizar estudios de mercado que permitan diseñar mejores estrategias comerciales, como pueden ser la creación de promociones o el desarrollo de nuevos productos. 

ERP es una plataforma back office por cuanto se emplea para gestionar la comunicación y las operaciones internas de la empresa. CRM principalmente es una plataforma front office, debido a la interacción que permite generar entre la organización y el cliente.  

Los módulos de negocio en que consiste un ERP pueden ser diversos: fabricación, recursos humanos y nómina, ventas, inventario, administración de la cadena de suministro, finanzas y contabilidad. Por su parte, los módulos de CRM habitualmente se basan en ventas, servicio al cliente y marketing. 

Por lo general, los sistemas ERP y CRM admiten ser integrados con la finalidad de proveer una única plataforma de crecimiento empresarial. La centralización y el flujo de la información es esencial para una compañía que busca mejorar la toma de decisiones, por eso, en los últimos años la tendencia se ha mostrado a favor de aquellos ERP que contienen CRM o integran horizontalmente ambas funcionalidades. 

Por lo visto, las diferencias entre ambos sistemas son tantos como sus beneficios. Mientras que un ERP puede ayudar a reducir al máximo los costes por medio de una adecuada organización de la producción y distribución, así como mediante la automatización de los aspectos numéricos como la facturación; un CRM puede facilitar la captación de nuevos clientes y la fidelización de los ya existentes, lo que evidentemente aumenta los ingresos. No hay duda de que la combinación adecuada de ambos sistemas asiste la conducción de la empresa hacia la optimización de los recursos y la maximización de la rentabilidad. 

CRM, ERP y BI, la combinación para hacer crecer exponencialmente la organización

Disponer de una bola de cristal mágica debe ser, por mucho, la fantasía más frecuente entre quienes ejercen la toma de decisiones en una organización. Si un ejecutivo pudiese ver el futuro, con seguridad tomaría medidas más eficientes para alcanzar los objetivos empresariales, pero, dejando de lado la pitonisa de feria, ¿con qué instrumentos puede contar un gerente para diseñar las estrategias que llevarán a la empresa a obtener su cuota del mercado cubrir las necesidades de los clientes más exigentes? Una combinación de aplicaciones de tecnologías de información (TI) tiene la respuesta.  

Desde hace varias décadas los sistemas de gestión empresarial vienen perfeccionándose para hacer más fácil la vida de las personas en una compañía. La capacidad de transformar datos en información y la información en conocimiento convierten las soluciones CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning) y BI (Business Intelligence) en un factor imprescindible para la sobrevivencia de la organización.  

Procesos optimizados 

La implantación del ERP adecuado propicia una gestión óptima en los diferentes sectores de la compañíaUn sistema de este tipo provee información centralizada en tiempo real, lo que elimina barreras entre departamentos y habilita a ejecutivos para la definición de las pautas a seguir; automatiza operaciones y enlaza acciones entre diferentes áreasprovee informes; permite hacer predicciones de la demanda; disminuye la tasa de errores de factor humano; admite administrar desde los recursos humanos hasta los almacenes y mejora el servicio al cliente al proporcionar información precisa sobre órdenes. ERP simplifica procesos y sistemas redundantes, lo que conlleva a reducir los costos de la empresa. 

Mejores relaciones con los clientes 

CRM ayuda a generar experiencias más ricas con los clientes. Con su aprovechamiento cabal es posible tener una fuerza de ventas más facultada y productiva; establecer comunicación con los seguidores de la marca en los diferentes puntos de venta, así como integrar la planificación, presupuesto y seguimiento de las campañas de marketing. El alcance que tienen determinados CRM hace que sea viable gestionar las redes sociales corporativas desde cualquier dispositivo y lugar. Al ser una solución enfocada 100% en el cliente facilita acciones de fidelización. Por excelencia, esta es la herramienta que permite escuchar mejor al usuario para lograr su satisfacción, convertir leads en clientes explorar nuevos mercados. 

El complemento inteligente 

BI se nutre de los datos que extrae y analiza de sistemas transaccionales u operacionales para generar la información estructurada que dará a la empresa una visión 360 del negocio y fundamentará su toma de decisiones. BI reúne, depura y transforma datos de operaciones diarias en el conocimiento que permitirá obtener una ventaja competitiva. Esta solución hace directivos más capacitados; convierte un escenario de incertidumbre y riesgo en un ambiente de certeza y ayuda a aprovechar las oportunidades del entorno. La flexibilidad de las plataformas actuales y su carácter visual hacen que su manejo sea tan sencillo como dinámico 

Visto así, la combinación de CRM, ERP y BI es lo más parecido a un oráculo que un ejecutivo puede tener a disposición, es un apoyo clave para el nivel estratégico de la organización. Omitir la integración de estos elementos es darle la espalda al crecimiento, puede significar tanto caminar con los ojos vendados como arar en el mar.

ERP, negocio y big data

En los últimos años se han generado más datos que en todo el curso de la humanidad. De acuerdo con el estudio sobre big data realizado en 2015 por OBS Business School, cada minuto, 4,1 millones de búsquedas son realizadas en Google; 3,3 millones de actualizaciones se comparten en Facebook; casi 40,000 fotografías son subidas a Instagram; más de cien horas de video son subidas Youtube; 32,000 horas de música son escuchadas en streaming, y 34,7 millones de mensajes instantáneos son enviados por internet. En total, se estima que en tan solo sesenta segundos son transferidos más de 1,570 terabytes de información. 

 Para 2020 se estima que en el mundo habrá más de 6,100 millones de usuarios de smartphones y más de 30,000 millones de dispositivos estarán conectados a internet, lo que evidenciará un impacto considerable sobre la economía global. 

 La transición a soluciones tecnológicas basadas en datos en los próximos años supondrá aportaciones astronómicas en todas las regiones. Y el porcentaje de empresas que no había considerado incorporar proyectos de big data a sus planes estratégicos se irá reduciendo conforme esta vaya mostrando sus alcances y aplicaciones que, por ahora, se podrían considerar incalculables. 

Planificación y analítica 

Las organizaciones se enfrentan a un volumen de datos en continuo crecimiento, datos que provienen de distintas fuentes que es preciso gestionar con eficiencia para que realmente aporten valor al negocio.  

Tanto en el entorno de las pymes como de las grandes corporaciones pueden obtenerse oportunidades muy provechosas si se cuenta con las soluciones tecnológicas apropiadas. Entre estas figuran, con un protagonismo bastante destacado, los sistemas para la planificación de recursos empresariales (ERP): de la informática, la columna vertebral de la gestión de toda la organización. 

Para que un ERP pueda adecuarse a las demandas de la era digital o la cuarta revolución industrial, este debe poder trascender del manejo de tangibles (inventarios, equipos, contabilidad y finanzas, fabricación) al manejo de intangibles (datos). Esto implica la habilitación de una plataforma con capacidades analíticas e integrada a la big data que facilite y fundamente la toma de decisiones en diferentes áreas de la compañía.  

Numerosas organizaciones todavía emplean ERP que fueron ideados para entornos que se han transformado de manera radical, por lo que la visión corporativa no logra ser lo suficientemente amplia y clara para afrontar con agilidad los escenarios que la hipercompetencia ha puesto sobre el tablero.   

Si se tiene en cuenta el conjunto de beneficios que un ERP aporta a la organización y que las estrategias de negocio más novedosas se nutren de los datos –para lo cual la capacidad de almacenamiento es fundamental, la conjugación de los sistemas de planificación empresarial y la big data se presenta como una idea congruente cuya gestión de información permitirá movimientos corporativos y comerciales más fluidos y certeros.  

Según el mismo estudio, el sector privado latinoamericano se muestra confiado en cuanto a la generación de ventajas competitivas que las tecnologías de información y sus disciplinas asociadas pueden facilitar. En este sentido, serán aquellas compañías que consideren en sus decisiones estratégicas aplicaciones ERP y macrodatos las que más partido saquen de la optimización de los procesos y la posibilidad de detección de oportunidades. 

Siete Ventajas y Beneficios de ERP en sector manufacturero

De acuerdo con datos de INEGI, en México existen más de 400 mil unidades económicas dedicadas al sector manufacturero, en línea con la tendencia mundial, se halla en un modo de crecimiento e innovación. Los procesos en en este sector son múltiples y complejos, por lo que la implementación de un sistema ERP que tenga más beneficios a cada paso es imprescindible para garantizar la permanencia de la organización en el tiempo de el sector manufacturero. Te presentamos siete ventajas y beneficios de ERP en sector manufacturero:

Existen diversos productos de gestión empresarial enfocados a hacer más fáciles las tareas cotidianas de la empresa, tareas que constituyen una dinámica vital y que, sin duda, impactan en el servicio y experiencia ofrecida al cliente. Entre los beneficios que un sistema como Dynamics puede proveer al sector manufacturero y que, con un óptimo aprovechamiento, se pueden convertir en ventajas competitivas se destacan: 

  1. Óptima administración de depósitos: Mediante determinados módulos es posible automatizar procesos de almacenajes que se podrían traducir en reducción de costos operativos que redunden en precios más bajos para los clientes. 
  2. Mejoramiento en la administración de transporte: Ideal para procesos de distribución y retail. Un sistema de gestión otorga la posibilidad de hacer entregas en tiempo y forma, otorgando así al cliente la experiencia correcta, al precio correcto. 
  3. Pronóstico de demanda acertado: Con base en algoritmos creados a partir de datos históricos del sistema, esta herramienta es capaz de anticipar la demanda de productos, permitiendo la disminución de riesgos de pérdidas y, por ende, un aumento en la rentabilidad. 
  4. Celeridad en cambio de productos: A través de una metodología formal, con un sistema de gestión es posible tener un manejo efectivo de productos (ventaja competitiva 4) durante los ciclos de planificación y producción de la empresa. 
  5. Mejoramiento en los procesos de servicio y garantía: A partir del rastreo oportuno de números de series provistos en notas de crédito, facturas, recibos de empaque u órdenes de devolución es posible proveer una postventa más oportuna y eficiente (ventaja competitiva 5). 
  6. Administración eficiente de asignaciones comerciales: Este proceso permitirá ofrecer y gestionar descuentos a proveedores y programas de promoción (ventaja competitiva 6), tener un mayor control de contratos y reducir los esfuerzos administrativos, otorgando una mayor y mejor experiencia para el cliente. 
  7. Posibilidad de asociar puntos de venta modernos (POS): Por medio de las soluciones de ventas asistidas se amplían las capacidades de los vendedores y se fortalece la inteligencia de compra del cliente, lo que genera un aumento en la potencia de los establecimientos de los asociados (ventaja competitiva 7). 

Por estos beneficios y muchos más que se traducen en ventajas competitivas se hace imperativo que las empresas tomen decisiones que le permitan evolucionar conforme con las exigencias del mercado. El carácter diferenciador de la organización será clave para asegurar su éxito y un desarrollo conforme a la visión empresarial.  

GCG ofrece soluciones de vanguardia, a la medida y con el soporte que todo ente corporativo necesita. Consulte con los expertos. 

Business Central, tecnología líder para las pymes

Un obstáculo frecuente para la empresa que busca crecer tiene que ver con el recurso tecnológico que se necesita para optimizar los procesos, pero que, dadas ciertas realidades del mercado, la organización no siempre puede tener a mano. Sobre todo, si se consideran las enormes inversiones asociadas a la infraestructura que requieren los sistemas de información con servidores locales y los antiguos modelos de negocio para acceder a los licenciamientos.

Como paliativo de este escenario, Microsoft ha desarrollado una solución que, apoyándose en la nube, atiende las necesidades de gestión de la pequeña y mediana empresa: Dynamics 365 Business Central, producto que permite a las compañías unificar todas las áreas de negocio en una misma plataforma y propiciar una mejora sustancial en materia de operaciones, finanzas, ventas y servicio al cliente.

Dynamics 365 Business Central, más que Dynamics NAV

Dynamics 365 Business Central permite a las pymes y startups agilizar los procesos comerciales y mejorar la interacción con los clientes. Al contar con funcionalidades de ERP similares al anterior Dynamics NAV y de sistemas CRM, otorga una visión panorámica del negocio que faculta a los ejecutivos para tomar decisiones con los menores riesgos posibles. Si a lo anterior se le suma la posibilidad que existe de contar con inteligencia incorporada, la herramienta entonces promete ser para la pyme la piedra angular de su estrategia tecnológica.

Te puede interesar: Microsoft Dynamics 365 se fortalece al incorporar IA y realidad mixta

Como es frecuente entre los desarrollos de Microsoft, Dynamics 365 Business Central se integra de forma nativa a los demás productos de la firma, lo que significa que se puede trabajar sin dificultad con datos de Office 365 y otras fuentes.

Otra de las grandes cualidades de la solución se basa en la escalabilidad y adaptabilidad. Construida sobre módulos configurables, Dynamics 365 Business Central permite a los usuarios ajustar todas las necesidades de la empresa en su dispositivo. De esta manera, y añadiendo los factores de movilidad y accesibilidad, las personas logran aumentar la eficiencia de sus labores e impactar positivamente en los resultados de gestión.

Por último, la forma cómo Microsoft viene trabajando en los últimos años es quizás lo que marca el mayor diferencial sobre su innovación. Tanto la nube como la modalidad de contratación bajo demanda que se estila en la actualidad es lo que da la oportunidad a aquellas empresas que no son necesariamente grandes corporativos de contar con una solución de clase mundial, por lo tanto, de entrar también a la cuarta revolución industrial.

El modo de contratación bajo demanda permite efectuar pagos por uso y emplear en un principio solo las funcionalidades que la organización necesita; luego, añadir las requeridas según el crecimiento. Por su parte, la computación en la nube supone un ahorro importante en términos de equipamiento.

También te puede interesar: Futuro de los sistemas de gestión informáticos

Gestión de proyectos con Project Service Automation

Project Service Automation es el apoyo incorporado en Dynamics 365 que permite cumplir con los proyectos en tiempo y forma.

En esta era, cuando la habilidad para construir relaciones duraderas con los clientes y mantener una reputación sólida en el mercado pueden marcar el éxito o el fracaso de una empresa, la gestión de proyectos se destaca como una disciplina primordial que ayuda a llevar a buen puerto las encomiendas en la compañía y mejorar los procesos que pueden volverla más competitiva y eficiente.

Como ocurre con casi todo en el mundo, la tecnología también ha transformado la gestión de proyectos para dar paso a un nuevo concepto de administración donde las soluciones informáticas representan un apoyo sustancial al empoderar a los responsables del área para planear, organizar y controlar adecuadamente los recursos asociados a una misión.

Como parte de las aplicaciones de negocios que conforman Microsoft Dynamics 365 , Project Service Automation posibilita llevar una gestión óptima de los proyectos. Al ser una solución de “extremo a extremo” (end to end), ofrece una visión global del plan y facilita la mejora integral de los procesos. Sus funcionalidades de automatización otorgan la oportunidad de establecer pasos y soluciones en cada una de las fases. De igual forma, mejoran la precisión de los cálculos asociados al trabajo y hacen posible una facturación bastante precisa.

Cuando se trabaja con proyectos, contar con datos reales resulta vital para hacer estimaciones fiables. Project Service Automation brinda esta posibilidad que logra verse reflejada al manejar contratos que relacionan ofertas y pedidos con los planes de proyecto, estimaciones financieras, precios de producción y acuerdos de facturación. Por otro lado, la solución facilita la colaboración entre administradores, quienes pueden trabajar con agilidad y aumentar su satisfacción como parte del equipo.

La empresa que busca una planificación óptima de recursos encuentra en Project Service Automation una llave interesante para alcanzar la satisfacción del cliente pretendida con la producción de un bien o la entrega de un servicio. Y dado que la gestión de proyectos no solo exige tener detrás a personas con conocimientos sobre todas las funciones de trabajo y diferentes tipos de industria, sino que exige también ser desarrollada por profesionales con una diversidad de criterios que transitan por lo técnico, la visión de negocio y el liderazgo, la aplicación le permite al usuario llevar a cabo sus labores con la mayor precisión posible en un marco de innovación y con la bandera de la previsión.

También te puede interesar: Dynamics 365 se fortalece al incorporar IA y realidad mixta

Negocios en el entorno inteligente

El concepto de entorno inteligente hace referencia a los espacios físicos donde las tecnologías de información y la computación ubicua se combinan para lograr un objetivo. Esta última integra la informática en el entorno de la persona como usuario, de allí que represente el eje cardinal de los entornos inteligentes.

Al hacer posible que una computadora no se perciba como un objeto diferenciado y pueda aparecer en cualquier momento, lugar y forma, la computación ubicua se halla en una cantidad creciente de elementos a nuestro alrededor y, apoyándose de su capacidad para la interconexión, da forma a la idea de entorno inteligente para mejorar las experiencias en todos los ámbitos y facilitar la vida de la gente.

Los tipos de entorno inteligente para los sistemas son diversos. Algunos se asocian a absolutos entornos informáticos virtuales, donde los dispositivos acceden a servicios del sistema en cualquier instante y sitio. Por otro lado, están aquellos que mezclan el mundo virtual y el real a partir de la incrustación de elementos como sensores y controladores. También se hallan los entornos de seres humanos que, al hacer uso de dispositivos inteligentes, forman también un entorno inteligente por sí mismo.

Cuando sumidos en la cuarta revolución industrial se habla de tecnologías aplicadas a los negocios, claramente se habla de operaciones generadas en entornos inteligentes. Ya sea que las acciones se enfoquen en la satisfacción del cliente o la optimización de los procesos de manufactura, desarrollar una plataforma donde distintos elementos y tecnologías converjan facilita el desempeño de la compañía y la impulsa a alcanzar niveles más elevados como organización.

Te puede interesar: Tecnologías que mejoran la relación comercial

La anatomía del entorno inteligente en el mundo de los negocios varía de acuerdo al tipo de industria, pudiendo aquellas que se dedican a logística o retail fundamentarse principalmente en la sensórica (vinculada con frecuencia a sistemas ERP) para planificar sus actividades de abastecimiento y distribución. Por su parte, aquellas que brindan servicios profesionales por lo general encuentran en las aplicaciones para gestionar las relaciones con los clientes (CRM) la llave para su optimización. No obstante, más allá del tipo de empresa, cuando se habla de entorno inteligente hay un cimiento que resulta común: la nube.

La computación en la nube ha preparado el terreno para que hoy las organizaciones cuenten con múltiples dispositivos enlazados a sus procesos; incorporen la inteligencia artificial, y se desprendan de la necesidad de poseer servidores. Es el gran habilitador de un universo cuyas fronteras con dificultad se pueden medir y donde los modelos de negocio no hacen otra cosa que emerger.

Las ventajas y beneficios de operar en un entorno inteligente empoderan a la empresa para adecuarse con una agilidad sorprendente a los cambios del contexto, por lo tanto, de los negocios. Cuando las posibilidades son aprovechadas como es debido, la empresa puede accionar su catapulta y experimentar un crecimiento exponencial; pero para esto se debe promover internamente una verdadera cultura basada en lo digital y en los datos, una que realmente haga que los usuarios activen su visión más allá de la tecla y exploten cada sistema y posibilidad de la forma más amplia que la informática puede brindar.

Te puede interesar: De la democratización de las TI a las fábricas inteligentes