Sistemas inteligentes en la gestión del agua

Mejorar la manera de afrontar los riesgos e incertidumbres relacionadas con el agua es decisivo para adaptar el sector hídrico al cambio climático y garantizar el abastecimiento del líquido a la poblaciónSe trata de un desafío importante para la administraciópública cuya canalización es indivisible de las tecnologías. Dado que los sistemas inteligentes en la actualidad ayudan a optimizar de manera sustancial todo lo relacionado a la gestión del elemento en un marco de sustentabilidad, el sector gobierno encuentra en estos un apoyo elemental que lo ayuda a impactar de manera positiva a las personas. 

 

Inteligencia artificial en la gestión del agua 

 

Desde hace un tiempo se viene escuchando que la inteligencia artificial está en todas partes, pero no se trata de un producto en forma de robot; tampoco de un alma que se apoderó de las máquinas para tomar el control del mundo. Dejando a un lado las visiones distópicas y fatalistas acerca de la evolución de las tecnologías, se puede decir que la inteligencia artificial, comprendida como una tecnología con la habilidad para aprender por sí misma, representa una oportunidad significativa para los responsables del diseño de políticas públicas y las empresas, públicas o privadas, encargadas de su implementación. 

 

Para que sea efectiva, la gestión del agua implica un enfoque integral donde el conocimiento de diversas disciplinas concurre en el desarrollo de planes coordinados del líquido y los recursos conexos, lo que pone de relieve la importancia de emplear aquellos derivados de la informática que facilitan maximizar el bienestar social y económico de manera equitativa y sin comprometer los ecosistemas. Hablamos por supuesto de la inteligencia artificial; también de big data, sensóricainteligencia de negocios, el internet de las cosas y una variedad de formas en que la tecnología se manifiesta. 

 

Contar con sistemas inteligentes puede ayudar a: 

 

  • Evitar pérdidas del líquido vital 
  • Controlar y proteger la infraestructura del agua 
  • Optimizar las labores de mantenimiento 
  • Diseñar sistemas de abastecimiento más eficientes 
  • Mitigar riesgos asociados al ciclo hidrológico 
  • Monitorear y controlar la calidad del agua 
  • Reducir costos operativos 

 

Cuando a los anterior se aborda con la perspectiva panorámica que requiere, considerando lo sanitario, la agricultura y la actividad industrial, por ejemplo, y tomando en cuenta el ciclo completo de la gestión hidrológica, los usuarios reciben un mejor servicio, mejoran los precios y se protege el recurso para las generaciones siguientes. 

 

Mejorar la vida de las personas sin comprometer el futuro es el propósito de todo gobierno. En el camino para lograrlo, se presenta entonces como obligación acuñar a las prácticas todo lo útil y necesario, así, las tecnologías son, por mucho, el apoyo más trascendental que las administraciones públicas pueden tener.

Cinco preguntas y respuestas para entender la ciberseguridad

Ser competitivos hoy demanda el empleo de diversas tecnologías capaces de beneficiar a la organización en términos de productividad. Sin embargo, esto viene acompañado de un gran reto para ella: la ciberseguridad o seguridad informática, cuestión que, al tocar la información como uno de los activos más importantes de la compañía, debe ser atendida en toda empresa que se considere hiperconectada. Para comprender mejor en qué consiste esta disciplina se responden cinco interrogantes asociadas.

¿Qué es la ciberseguridad?

Es tanto la práctica como el área de la informática enfocada en la protección de la infraestructura computacional y todo lo relacionado con esta, en especial, con la información que es contenida en una computadora o se halla circulante a través de las redes. Busca establecer normas que minimicen los riesgos de la información y la infraestructura informática. Esto implica horarios de uso, restricciones de acceso a ciertos lugares, autorizaciones, perfiles de usuario, protocolos, planes de emergencia y todo lo necesario para permitir un nivel de seguridad informática adecuado. 

¿Qué elementos comprende? 

Envuelve software (archivos, bases de datos, metadatos), hardware (equipos físicos) y redes de computadoras. Igualmente, todo lo que la empresa califique como un riesgo si información determinada llega a manos de terceros. 

¿Ciberseguridad y seguridad de la información es lo mismo? 

No. La ciberseguridad se encarga del diseño de normas, procedimientos y técnicas para lograr un sistema de información seguro y confiable; se encarga de la seguridad en el medio informático, mientras que la información puede hallarse en diferentes medios o formas y no únicamente en medios informáticos, por lo que, cuando se habla de seguridad de la información, los planes deben darse en diversos planos. 

Te puede interesar: Doce consejos para prevenir ciberataques en la empresa 

¿Cómo ocurren las amenazas? 

Pueden suceder de manera diversa causadas por los usuarios, programas maliciosos (virus, troyano, malware), errores de programación, intrusos (crackers, hackers), siniestros (robo, incendio), personal técnico interno (espionaje, sabotaje), fallas electrónicas en general o catástrofes naturales (terremoto, rayos, inundación). 

¿Qué técnicas existen para asegurar el sistema? 

Los tipos de ataque y sistemas definen los medios de protección. No obstante, las medidas básicas se fundamentan en emplear técnicas de desarrollo que cumplan criterios de seguridad estandarizados; implantar medidas de seguridad físicas (sistemas anti incendios, vigilancia, controles de acceso); codificar la información en todos los trayectos; emplear contraseñas y certificados digitales; vigilar la red; instalar redes perimetrales de seguridad; emplear tecnologías repelentes (cortafuegos, antivirus); mantener actualizados los sistemas de información; hacer copias de seguridad, y controlar accesos (permisos). 

Un plan apropiado de ciberseguridad debe ayudar a mitigar impactos en el desempeño de los usuarios y de la compañía en general. Con el análisis de riesgo y la puesta en marcha de una política adecuada es posible sortear con éxito las adversidades y lograr el desarrollo de todas las áreas de la empresa en un entorno de seguridad. 

Microsoft reconoce a GCG como Partner of the Year 2019

La consultora fue galardonada en la categoría Dynamics 365 for Finance and Operations por sus contribuciones tecnológicas en el sector empresarial mexicano.

Cuando el esfuerzo y la especialización permanente se convierten en un valor para la organización, no queda otro camino que el éxito. Dado que esta premisa ha sido faro en las más de tres décadas de funcionamiento de GCG, el gigante de Redmond ha reconocido a la empresa con el premio Dynamics 365 for Finance and Operations Partner of the Year 2019, galardón que se le otorga al socio que ha demostrado, a escala mundial, mayor excelencia en innovación e implementación de soluciones de finanzas y operaciones basadas en tecnología Microsoft.

“Este logro nos llena de un orgullo y satisfacción enormes. Sabemos que contamos con un equipo fortalecido capaz de mejorar las operaciones de una diversidad de industrias y transformar la realidad digital, de manera que seguiremos en lo nuestro y demostrando que podemos estar a la vanguardia en soluciones tecnológicas”, dijo Bernardo de la Cabada, socio director de GCG.

El reconocimiento, que fue entregado por Enrique Perezyera, director general de Microsoft México, y César Cernuda, presidente de Microsoft Latinoamérica, fue recibido por Bernardo de la Cabada y Javier Galindo, socios directores de GCG, y Demian Atilano, director comercial de GCG.

La premiación fue llevada a cabo el 16 de julio en el marco del Microsoft Inspire, evento realizado en Las Vegas, Nevada (EU) que, de forma anual, reúne a los socios globales del corporativo liderado por Satya Nadella; asimismo, sirve de ventana para conocer en una multiplicidad de formatos las innovaciones que para el sector empresarial desarrolla la firma.

Los partners finalistas y ganadores fueron seleccionados entre más de 2,900 nominaciones para 41 categorías recolectadas en 115 países.

¡En GCG vamos por más!

Partner of the year 2019

 

Tecnologías de información y el consumo de combustible

La adopción de tecnologías de información en la industria del combustible es clave para la transformación digital que el sector exige en esta era. La forma en que los sistemas de gestión y la analítica favorece a la empresa gasolinera representa una oportunidad valiosa para aumentar su eficiencia y mejorar sustancialmente el negocio.

Cuando se emplean las tecnologías adecuadas, lo relacionado con cada fase de la distribución secundaria de combustible (transporte, almacenamiento, distribución y expendio) logra ser gestionado con los menores riesgos posibles. Igualmente, se reúnen los datos e información necesarios para transformar aquellas cuestiones de la industria que requieren ser optimizadas, de allí la importancia de realizar las inversiones en la dirección correcta y de la mano líderes tecnológicos que conozcan el sector.

Las aplicaciones informáticas que mejores ventajas y beneficios brindan a la empresa gasolinera transitan por cuatro aspectos relevantes por su impacto en la rentabilidad.

1.- Anticipación de la demanda

La incorporación de la inteligencia artificial al ecosistema gasolinero permite a los proveedores anticipar la demanda en tiempo real en los distintos entornos donde opera la compañía. De este modo, se puede ajustar el abasto en cada estación con antelación (días, semanas y hasta meses). Asimismo, orientar la toma de decisiones empresariales o guiar políticas en la materia.

2.- Gestión de precios

El precio es un claro indicador de la estrategia competitiva. En el mundo del combustible suele ser afectado por diversas variables; no obstante, las gasolineras que gracias a las tecnologías aumentan la eficiencia encuentran oportunidades para disminuir los costos operativos asociados a la logística, por lo tanto, traducir esto a políticas de precios atractivas para los clientes.

Te puede interesar: Los desafíos de la empresa gasolinera

3.- Detección de fugas

Uno de los mayores dolores de cabeza de la empresa gasolinera en México está relacionado con la pérdida de combustible. A partir de sistemas apoyados en sensores, el internet de las cosas y la inteligencia artificial es posible prevenir mermas en el proceso de distribución y detectar fugas producto del robo. Otro beneficio vinculado a este punto es la posibilidad de trabajar con mantenimiento predictivo.

4.- Control centralizado

La tecnología de clase mundial otorga el poder de vincular y controlar los diferentes componentes del negocio gasolinero. Así, es viable darle una gestión optima a la cadena de suministro que implique, entre otras posibilidades, monitorear los surtidores administrados desde el mismo punto de venta; conocer las transacciones en tiempo real; acceder a las herramientas de fijación de precios y trabajar con datos integrados.

La posibilidad de trabajar con datos ha desbloqueado oportunidades increíbles para el sector. La tendencia apunta a una incorporación más fuerte de la inteligencia artificial y la aplicación del aprendizaje automático; el objetivo es evidente: maximizar la rentabilidad de la empresa y fortalecer el posicionamiento de quienes buscan el liderazgo del mercado.

Dynamics 365 para gasolineras

Dynamics 365 propone una solución integral de software para estaciones de servicio: DynCloud Gas. La aplicación unifica en una misma plataforma las funcionalidades de los sistemas ERP y CRM. De igual manera, permite aplicar inteligencia a los procesos en función del mejoramiento del negocio.

Transforma tu empresa gasolinera, solicita una demostración.

También te puede interesar: Dynamics 365, la solución para las gasolineras mexicanas

4 tendencias tecnológicas que definirán los negocios en 2019

En el 2019 las tendencias tecnológicas han impactado en el mundo de los negocios. Cada vez con más rapidez, las empresas adoptan innovaciones capaces de transformar sus operaciones y procesos transaccionales, así 2019 promete ser un año donde las tecnologías que tienen cierto rato sonando alcanzan un elevado nivel de madurez. Hablamos no solo de aquellas aplicadas en el entorno de las grandes industrias, sino también en el contexto de las pymes.

Cuatro tendencias tecnológicas que continúan proyectando un alcance prácticamente infinito y que el año que viene definirán los negocios con más fuerza gravitan, sobre todo, en las posibilidades que brinda la inteligencia artificial (IA) en su amplio espectro.Recordemos que esta no se trata de un llano producto o programa. Es una facultad como componente que hoy se encuentra en casi todo lo interconectado; un cimiento o herramienta base capaz de redefinir la experiencia del cliente y los modelos de negocio.

Machine learning

La tecnología machine learning –aprendizaje automático– tiene la capacidad de generar conocimientos a partir de patrones derivados de los macrodatos. Permite a las máquinas aprender desde datos y experiencias. De la misma forma, actuar sin haber sido programadas de un modo específico. Con este derivado de la IA, las empresas pueden crear aplicaciones que, de acuerdo a la información, detecten, procesen y actúen de forma inteligente.

Te puede interesar: El poder de machine learning para transformar los negocios

Chatbots

A casi todos ya nos ha tocado hablar con un robot y lo hemos pasado inadvertido. Los chatbots conversacionales ofrecen una mejora significativa en los procesos de atención al cliente, siendo ideales para iniciar operaciones y transacciones. Esta tecnología procesa y analiza la información del cliente para brindarle a este la solución que busca. Aunque han alcanzado cierto punto de inflexión en cuanto a la comprensión del lenguaje, los chatbots continúan perfeccionándose y se espera que su uso se extienda cada vez a más sectores.

Realidad extendida

A simples rasgos, el término engloba el conjunto de tecnologías inmersivas de realidad aumentada, virtual y mixta. Combina el mundo real y virtual, por lo tanto, la interacción hombre-máquina. La prominencia que ha adquirido se debe a que facilita la comprensión entre los usuarios, quienes se sirven de cascos o lentes para la experiencia, y la opinión pública. Los videojuegos y el turismo son dos sectores que están aprovechando a pleno esta posibilidad.

Sistemas predictivos

Este derivado de la informática representa un estadio más en el desarrollo de soluciones tecnológicas inteligentes. Apoyándose en algoritmos, los sistemas predictivos son capaces de procesar enormes volúmenes de información, de aprender y funcionar de forma autónoma, al punto de realizar predicciones e indicarle al usuario qué hacer en determinada circunstancia. Se puede utilizar para conocer cuándo hacerle mantenimiento a una maquinaria, inclusive, para predecir el crimen de una ciudad.

Las compañías que han decidido vivir ajenas al progreso tecnológico han dado un gran paso: hacia atrás. Todo negocio involucra tecnología, de manera que no importa si se trata de un gran corporativo o una empresa familiar en pleno desarrollo, adoptar las tendencias tecnológicas para ayuda a mejorar los rendimientos y lograr esa ventaja competitiva que toda organización añora encontrar. En el ámbito tecnológico, el desafío es justo aplicar la tendencia antes de que la competencia y la obsolescencia hagan aparición.

También te puede interesar: Tres ejemplos de inteligencia artificial en los negocios

Retos del sector educativo cada periodo escolar

Agotadas las vacaciones, cada año llega el momento en que los pequeños y jóvenes de la casa deben volver a las aulas. Comienza un nuevo ciclo escolar que promete más conocimiento y esperanza para un país. Para los padres, es un momento de alegría y orgullo que, con el auge de las redes sociales, muchos comparten al mundo; pero no hablaremos de la felicidad que en ellos genera ver a su bendición vestir el nuevo uniforme; hablaremos del desafío tecnológico que para el sector educativo supone cada periodo académico.

La transformación digital forzosamente también toca al sector educativo. Es un proceso que demanda no solo la aplicación de nuevas tecnologías, sino un cambio cultural en el seno de la institución que, en definitiva, es lo que concreta la entrada a la era digital. Hablamos de “entrada” porque todavía son numerosos los centros de estudio que no terminan de asociar la revolución 4.0 con sus procesos, por lo que sus oportunidades de éxito se ven mermadas frente a aquellos que sí han subido a la ola digital para mejorar su experiencia, tanto como organización como proveedor de un servicio esencial para el desarrollo nacional.

Te puede interesar: El desafío de la transformación digital

Dentro de los retos asociados a la tecnología que las instituciones educativas deben afrontar, con independencia de su clasificación y régimen jurídico, se destaca uno en particular vinculado a las labores de marketing. Para que una casa de estudio desarrolle competencias diferenciadoras, debe acuñar el concepto de excelencia no solo en el aula, sino también en la gestión administrativa de la organización. Hablamos del perfeccionamiento, sobre todo, de las funciones que tienen que ver con la gestión del ciclo de vida del estudiante, desde la captación hasta el egreso.

En su esfuerzo por mejorar la presencia y visibilidad en el entorno digital, la segmentación, la atracción y captación, así como la transparencia, una institución del sector académico debe manejar aquellos métodos y técnicas que optimicen su desempeño, lo que implica adoptar tecnologías desarrolladas especialmente para el área.

En el sector, contar con la tecnología apropiada, aquella capaz de centralizar toda la información, permitir seguimiento y aplicar analítica, puede incidir en el número de estudiantes que se requieren para garantizar la sostenibilidad el modelo de negocio. Además, de cara a un medio que exige centrarse en el cliente, no hay que solapar la importancia de alumno como prosumidor. Son aquellos centros de estudio que han sabido conjugar la realidad del entorno físico y digital las que mayor cuota de mercado y perspectiva de crecimiento poseen.

Te puede interesar: CRM en el sector educativo

Digitalización en las empresas, impostergable

El despliegue de internet y las tecnologías de información exigen una gestión empresarial con un enfoque claro en la digitalización e implantación de sistemas que generen valor.

Independientemente del sector, optimizar las operaciones en la organización implica subirse a la ola digital. Este hecho, que aúpa el desarrollo empresarial, brinda a la compañía una cartilla de beneficios y ventajas que pueden mejorar sustancialmente las maneras de hacer del negocio y su rentabilidad.

Como esfuerzo encaminado a aumentar la eficiencia, la digitalización marca un paso esencial para la transformación digital. Una empresa con operaciones y datos no digitalizados está imposibilitada para transformarse digitalmente, por lo tanto, para redefinir sus procesos de negocios en función de un mercado cuya evolución está impactada por las tecnologías.

En la cuarta revolución industrial, la digitalización es clave para la competitividad y obliga a las empresas a repensar una variedad de procesos: manufactura, distribución, marketing, ventas, atención al cliente, administración de capital humano, finanzas y un largo etcétera hasta cubrir todas las áreas funcionales de la organización.

Una docena de cualidades

Según la compañía, la digitalización resulta ser un proceso más o menos complejo. Los factores que definen la adaptación van desde el tamaño, recursos, objetivos y giro del negocio hasta el nivel de compromiso de los líderes corporativos. De cualquier forma, el salto a lo digital presenta una serie de virtudes que impactan, por ejemplo, el manejo de los clientes, para lo cual las soluciones CRM (gestión de relaciones con los clientes) son de gran provecho. Asimismo, en las áreas de logística, con el apoyo de ERP (planificación de recursos empresariales). En este sentido, la digitalización facilita:

  1. Estudiar a fondo a los clientes y mejorar su experiencia.
  2. Establecer nuevos canales de comunicación.
  3. Abrir nuevos puntos de venta y fidelización.
  4. Desarrollar nuevos productos y mejorar los existentes.
  5. Agilizar la gestión de datos y documentos.
  6. Perfeccionar los esfuerzos de marketing.
  7. Simplificar las fases de producción.
  8. Controlar minuciosamente los procesos.
  9. Evitar la repetición de tareas.
  10. Disminuir errores de factor humano.
  11. Reducir los tiempos de respuesta.
  12. Afrontar con agilidad al mercado.

En suma, todas las bondades mejoran la productividad y permiten que los colaboradores generen cada vez más valor para la compañía. No en vano, quienes dominan las actividades comerciales asumieron hace ya varios años este proceso, lo que no quiere decir que aquellas empresas que no se han ocupado del tema no puedan tomar ventaja. El primer paso importante consiste en identificar qué tecnologías presentan mayor utilidad para el negocio; y el mayor desafío, aprovechar las oportunidades con perspicacia.