Entradas

El gran reto del sector Retail en los canales físico y digital

La nueva realidad exige niveles de competitividad nunca antes vistos para el sector Retail. ¿Está tu negocio preparado para aprovechar oportunidades en todos los entornos? 

 

El cierre de esta década ha presentado cambios en todos los ámbitos. En tan solo días, las empresas tuvieron que impulsar su espíritu innovador para mantener el funcionamiento y no dejarse arrastrar por la coyuntura.

Debido al cambio obligado en las formas de consumo, en el sector Retail hemos palpado interesantes propuestas que obedecen al enorme desafío planteado por el entorno. Hablamos de la respuesta a un reto que gracias a las tecnologías se ha podido sortear en tiempo récord y que, podríamos afirmar en un sentido general para la industria, recién se comienza a perfilar.

 

La desescalada de las tiendas físicas durante la pandemia ha destacado la importancia de fusionar la experiencia del cliente en los canales físico y digital.

 

La transformación del sector Retail

 

Existe un comportamiento ya conocido respecto al proceso de compra que tiene que ver con la investigación online que se hace antes de adquirir un producto, sin importar que la compra se realice vía electrónica o directamente en el establecimiento. Todos lo hemos hecho, ¿cierto?

Por otro lado, otro fenómeno comercial se hace cada vez más común: la acción digitalmente interactiva por parte del cliente en la tienda física. Lo que algunos ya habrán experimentado al usar códigos QR dispuestos en el local o al pagar mediante la app de la marca, como en la conocida cafetería del logo verde.

 

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), la compra de despensa en supermercados ha encabezado el crecimiento del comercio electrónico durante la cuarentena.

 

Para garantizar la satisfacción del cliente, lo anterior exige tener información unificada en todos los puntos de contacto. De ahí que conceptos como la omnicanalidad hayan evolucionado y hoy se hable de comercio unificado. Pero, ¿qué significa hablar en esos términos y por qué representa un reto para el sector Retail?

El comercio unificado como desafío del Retail

 

Cuando hablamos de servicio omnicanal no necesariamente se está hablando también de información multicanal. Y esto es porque los datos no siempre van al mismo lugar; van a sistemas diferentes.

En negocios con pocos puntos de contacto puede que esto no represente un riesgo mayúsculo. Sin embargo, en las cadenas comerciales es fundamental hoy relacionar toda la información circulante. Sobre todo, los datos de pago (POS), ya que es esto lo que facilitará, por un lado, una experiencia memorable para el cliente y, por el otro, conciliar todo lo que sucede tras bastidores para obtener una panorámica fiable de la empresa.

A fin de cuentas, la lealtad del cliente es el gran anhelo de las marcas de productos o servicios. Optimizar los procesos con el apoyo de la tecnología para que las relaciones sean realmente duraderas constituye, entonces, la clave para alcanzar una mayor competitividad como valor diferencial.

Conoce las bondades de Dynamics 365 Commerce para fusionar la experiencia y brindar experiencias de compra excepcionales y fluidas en todos los canales.

 

La evolución del comercio y Customer Relationship Management

¿Está tu empresa preparada para no quedarse atrás? 

Hace algunos años, cuando era común realizar ventas puerta a puerta, un buen vendedor era tan dedicado a sus clientes que con frecuencia podía establecer relaciones de amistad con ellos. Era habitual que el agente hiciera llamadas a los domicilios y que éstas fueran atendidas con disposición; seguramente otorgaba descuentos y promociones, hacía recomendaciones y los hacía sentir cercanos. 

Con el triunfo del autoservicio y la aplicación de las tecnologías de información (TI) al comercio tradicional y la venta mixta, las formas de relacionarse con las personas cambiaronLa multiplicación exponencial de los puntos de contacto y la avalancha de datos generados entre los diferentes actores que intervienen en una transacción, demandan compañías cada vez más capacitadas y actualizadas con las tecnologías. En este punto, Customer Relationship Management o CRM juega un papel vital para toda organización que desee permanecer en el tiempo y aumentar su cuota de mercado. La adopción de la solución informática adecuada por parte de una marca puede traducirse en el mediano plazo en la relación de confianza que ésta anhela con sus usuarios. CRM coloca al cliente en el centro de la planificación empresarial, por lo tanto, toda ventaja competitiva que de su aplicación pueda emerger estará orientada hacia la creación de valor para el cliente y, por ende, hacia la rentabilidad del negocio.  

Las empresas que se enfocan en la personalización proveen al cliente las herramientas para que él mismo organice su experiencia. A partir del e-commerce o las ventas telefónicas un usuario es capaz de escoger no sólo el producto, sino el tipo de empaque que desea que éste lleve, el tipo de entrega y la forma de pago más ajustada a sus capacidades. Por si fuera poco, de estas dinámicas se desprenden otros beneficios más para las organizaciones que pueden estar orientados tanto a la reducción de costos, a partir de la simplificación de procesos, como al desarrollo de nuevos productos, a partir de estudios de prospección de mercados y tendencias.  

Acciones como obtener nuevos clientes, crear conciencia de marca, informar y resaltar beneficios de productos y servicios, satisfacer las necesidades de los consumidores, infundir confianza, crear valor, reforzar las decisiones de compra, cumplir con la promesa de marca, aumentar la lealtad e incentivar la evangelizaciónpueden ser perfectamente desarrolladas con los actuales sistemas de gestión.  

Rápidamente, CRM ha pasado de ser un elemento que, aunque nació como consecuencia del desarrollo de las TI y el comercio, es ahora un factor clave para la continua evolución de éste.