Entradas

El desperdicio de alimentos es un tema candente en los últimos tiempos, ya que se están contabilizando cifras asombrosas en la columna de pérdidas. Según las Naciones Unidas, cada año se desperdician unos 1,3 billones de toneladas de alimentos, por un valor aproximado de 1 billón de dólares.

Esto está presionando a las empresas de alimentación y bebidas como la suya, que se ven motivadas a minimizar sus residuos no sólo para conservar sus recursos y sacar el máximo partido a los materiales que compran, sino también para satisfacer a los clientes. Hay una razón por la que la «sostenibilidad» es una palabra de moda, después de todo: un estudio reciente mostró que el 23% de los encuestados en Estados Unidos dan prioridad a las opciones sostenibles.

Teniendo en cuenta las numerosas paradas a lo largo de la cadena de suministro y los muchos procesos que organizaciones como la suya llevan a cabo a diario, hay muchas posibilidades de que se pierdan alimentos incluso antes de que lleguen a la mesa. Examinemos algunas de las formas más comunes en las que los productos, por lo demás comestibles, acaban en la basura, así como algunas estrategias y herramientas para la prevención de este desperdicio y el papel que puede desempeñar la tecnología de planificación de recursos empresariales (ERP).

Deterioro

Los alimentos tienden a estropearse por una de estas dos razones: por estar expuestos a condiciones de almacenamiento inadecuadas o por no haber sido utilizados en su fecha de caducidad. Un informe de la Fundación Rockefeller estima que si se soluciona el problema del deterioro de los alimentos se alimentaría a mil millones de personas más en 2050, por lo que es evidente el impacto potencial de que la industria alimentaria se ocupe colectivamente de este problema.

Los aspectos críticos de las condiciones de almacenamiento son la temperatura, la humedad, la integridad de los envases sellados y la eliminación de contaminantes. Y en cuanto a la gestión de las fechas de caducidad, es crucial emplear un enfoque de “first expiry, first out” (FEFO) para el uso de sus materias primas, así como conocer la diferencia entre las fechas de «consumo preferente» y la vida útil real, ya que utilizar sólo esta última puede llevar a los consumidores a desechar productos que todavía son buenos.

Todo ello supone una gran cantidad de datos que hay que tener en cuenta, especialmente cuando su empresa puede utilizar cientos de ingredientes diferentes. Afortunadamente, la tecnología puede simplificar esta tarea. Las soluciones ERP diseñadas específicamente para empresas de alimentación y bebidas pueden facilitar la comprobación automática de las condiciones de almacenamiento (así como las alertas cuando los niveles caen o suben fuera de los rangos aceptables) y gestionar los datos de caducidad de forma automática para garantizar el uso de métodos FEFO.

Daños

Los residuos debidos a los daños pueden producirse en cualquier punto de la cadena de suministro. En las explotaciones agrícolas, las inclemencias del tiempo y los insectos pueden destruir las cosechas; en las fábricas, el mantenimiento inadecuado de los equipos puede hacer que productos que de otro modo serían viables no se puedan vender; y la lista continúa.

Las áreas clave que debe examinar en sus operaciones para evitar pérdidas por daños son el envasado y la manipulación. Los investigadores de Cal Poly descubrieron que el 8,5% de los productos en envases desechables llegan dañados a los centros de distribución, y que el 12% de las frutas y verduras en envases desechables están dañadas cuando llegan a la tienda, lo que es especialmente relevante si se tiene en cuenta que el 45% de todo el desperdicio de alimentos se atribuye al sector de los productos frescos.

Encontrar las soluciones de envasado adecuadas y formar a los empleados en técnicas de manipulación seguras es importante para cualquier fabricante, y para lograr resultados óptimos en estos frentes será necesario examinar cuidadosamente sus productos y procedimientos actuales.

Los sistemas ERP para alimentos también pueden ayudarle en sus esfuerzos, ya que se encargan de programar el mantenimiento preventivo y de capturar datos precisos a lo largo de toda la cadena de suministro, lo que le permitirá saber dónde se producen los problemas y tomar medidas rápidamente.

Sobrellenado y exceso de servicio

Llenar -o regalar- y servir en exceso es otro de los grandes contribuyentes a la pérdida, ya que el «consumo» representa la mitad de todo el desperdicio de alimentos, según la ONU. Ya sean botellas con más onzas de líquido de las anunciadas, cantidades excesivas en paquetes de distintas cuentas o simplemente demasiados alimentos servidos en una comida que deben tirarse, estos son algunos de los escenarios de desperdicio más visibles.

Dado que las empresas de alimentación y bebidas pueden enfrentarse a sanciones por un llenado insuficiente, suelen pecar de cautelosas al permitir variaciones de llenado que tienden hacia el extremo superior de la capacidad del envase. Eso es un producto que no sólo se desperdicia, sino que también es una carga importante para su cuenta de resultados: Northwest Analytics descubrió en un estudio que se puede ahorrar un coste de aproximadamente 5 centavos por envase si se reduce el sobrellenado.

En cuanto al exceso de comida, que se produce en el restaurante o en el hogar, hay un dato que ilustra el problema: el tamaño del plato medio de la cena ha crecido un 36% desde los años 60, según Vox. Esto ha agravado el despilfarro debido a la inclinación de los camareros y los consumidores a llenar completamente sus platos, aunque sepan que es poco probable que se coman toda la comida.

Una plataforma de ERP para alimentos puede ayudar a su empresa a reducir las pérdidas por sobrellenado mediante la integración de tecnología inteligente que rastrea cuidadosamente los niveles de llenado y señala los errores que se producen en sus procesos. Corregir los excesos de llenado es sobre todo una cuestión de formación y de buenas prácticas, pero incluso ahí el ERP puede ayudar recogiendo datos y cifras y creando visualizaciones que muestren dónde se producen los problemas para que pueda solucionarlos rápidamente.

Encontrar la solución

Con tantas causas potenciales de desperdicio de alimentos, realmente no hay una gran solución para el problema. Dicho esto, el mero hecho de ser consciente de estos errores comunes puede mejorar el rendimiento y tener un impacto en su rentabilidad.

Y por si necesitara más motivación para reducir sus pérdidas, también puede tener en cuenta el impacto medioambiental del desperdicio de alimentos. Casi una quinta parte de las tierras de cultivo produce alimentos que acaban sin consumirse, y toda esa basura representa el 21% del contenido de los vertederos, lo que la convierte en el mayor contribuyente por peso, según la ONU.

Para estar realmente capacitado para eliminar los problemas de desperdicio en su empresa alimentaria, nuestra solución específica para el sector -Aptean Food & Beverage ERP- puede ayudarle. Con el seguimiento de los datos en tiempo real, las automatizaciones inteligentes junto a una plataforma integrada y unificada en todos sus departamentos, tendrá realmente el control total de sus operaciones.

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para obtener más información sobre nuestras ofertas y cómo pueden aliviar sus preocupaciones en materia de residuos.

Los consumidores demandan cada vez más una gama más amplia de especias, nuevos sabores y experiencias gustativas más auténticas. Esto sin mencionar las supuestas propiedades de refuerzo de la inmunidad que impulsan la demanda de ciertas especias.

Pero, como sabemos, las especias que se están popularizando en Europa y Norteamérica se cultivan principalmente a miles de kilómetros de los consumidores que las desean.

Por ello, la sostenibilidad debe estar en el centro de las cadenas de suministro de especias del mundo. La sostenibilidad no es sólo una palabra de moda. Los compradores de EE. UU. o del Reino Unido deben adoptar el abastecimiento sostenible para salvaguardar la seguridad de las cadenas de suministro, la calidad de los productos y, lo que es más importante, los medios de vida de las personas que cultivan las especias.

¿Por qué es importante el abastecimiento sostenible?

En primer lugar, es importante reconocer lo que significa la sostenibilidad en la industria de las especias y los condimentos. La sostenibilidad es un modelo operativo que sirve a todas las partes de forma justa, es decir, a las personas que producen las especias, a las que las compran, procesan y venden al por menor, al consumidor final y al medio ambiente. Así es como funciona en la práctica:

Los compradores se comprometen a pagar un precio justo por las especias. Esto es vital para dar a los agricultores -la parte más importante de la cadena de suministro- una participación equitativa en la industria mundial de las especias. Las empresas de especias deben comprar sólo a los comerciantes que pagan un buen precio a los productores.

Al recibir un pago justo, los agricultores pueden producir especias de mejor calidad. No necesitan recurrir a pesticidas perjudiciales y no se ven obligados a abandonar las especias para cultivar otros productos más rentables. También pueden invertir en equipos de producción más modernos.

Hay muchas razones por las que es vital que las empresas de especias se abastezcan de forma sostenible. En primer lugar, ayuda a mantener el suministro mundial de especias de alta calidad al desalentar las malas prácticas de cultivo. Además, en los países occidentales la normativa sobre sostenibilidad es cada vez más estricta en lo que respecta a la importación de especias, y las empresas deben estar seguras de cumplirla. Además, cada vez más consumidores esperan que los productos que compran se cultiven y se obtengan de forma sostenible, por lo que cada vez es más importante poder demostrar las credenciales de sostenibilidad al público.

¿Cómo pueden las empresas de especias esforzarse por conseguir productos más justos y de mayor calidad?

Las empresas de especias de Europa y Norteamérica pueden sentirse impotentes a la hora de comprometerse con el abastecimiento sostenible. Pero el futuro del mercado mundial de las especias depende de que sea más sostenible, sobre todo porque la demanda sigue disparada.

Y un modelo más sostenible aporta beneficios tangibles a las empresas de especias. La garantía de una mayor calidad les permite comercializar sus especias como productos de primera calidad, lo que les permite obtener mayores beneficios y tocar la fibra sensible del consumidor moderno, cuyos hábitos de compra están cada vez más determinados por su ética y sus valores.

El reto consiste en saber de dónde pueden abastecerse de forma sostenible. En los últimos años, las grandes empresas y los organismos de la industria que se asocian con los agricultores, sobre todo en Asia, han hecho verdaderos progresos en este sentido. Tanto los grandes como los pequeños compradores pueden unirse a este movimiento creciente comprometiéndose a adquirir sus productos de fuentes aprobadas que paguen a los agricultores de forma justa. La tecnología puede ayudarles en este empeño, con el mejor software alimentario que certifica este compromiso en todos los acuerdos con los proveedores.

Programas de sostenibilidad.

Uno de los programas más eficaces del sector de las especias es la Iniciativa de Especias Sostenibles. Formada por algunos de los principales nombres del sector, la Iniciativa trabaja con 24.000 pequeños agricultores de especias sólo en la India. Del mismo modo, la conocida Fundación Fairtrade también se ha ramificado en la producción de hierbas y especias.

Lo que estas iniciativas, y muchas otras, tienen en común son algunos compromisos básicos:

  • Abastecerse sólo de comerciantes «aprobados como sostenibles».
  • Aumentar la educación en torno a la sostenibilidad y las mejores prácticas agrícolas
  • Incorporar a la industria para que las especias sostenibles sean el estándar de oro
  • Invertir en equipos avanzados e instalaciones de almacenamiento y secado para los productores
  • Las mejoras en el envasado marcan una gran diferencia

Las empresas del sector de la alimentación y las bebidas también se preocupan por la sostenibilidad de sus envases. El sector de las especias no es diferente y, en todo caso, tiene una necesidad especialmente apremiante de abordar el tema de los envases no sostenibles debido a las opciones de envasado de pequeño tamaño que se requieren para las porciones pequeñas.

Básicamente, el movimiento gira en torno a la eliminación de los plásticos de un solo uso en los envases, ya sea abandonando por completo el plástico o haciendo que el plástico utilizado sea reutilizable, reciclable o compostable. Las empresas buscan ahora favorecer las opciones de papel o cartón, tanto al importar sus especias como al distribuir el producto terminado.

Adoptar la sostenibilidad con tecnología para la industria de las especias.

A medida que las empresas de especias se enfrentan a sus crecientes requisitos y responsabilidades en materia de sostenibilidad, la tecnología es la clave para llevar a cabo una transición exitosa. Los programas informáticos como la planificación de recursos empresariales (ERP) pueden ser un valioso aliado, ya que su función de trazabilidad le ayuda a obtener visibilidad sobre las complejas cadenas de suministro y a proteger la calidad de sus productos.

Mientras tanto, la integración con su línea de producción garantiza menos desperdicios y le ayuda a implantar procesos de envasado más ecológicos. El ERP es una herramienta de transformación empresarial que agiliza su negocio de especias e impulsa el crecimiento. Descubra cómo nuestra solución para la industria alimentaria -Aptean Food & Beverage ERP- puede ayudar a su empresa de especias a introducir sin problemas prácticas más sostenibles.

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para obtener más información sobre nuestras soluciones específicas para el sector.

La versatilidad de las salsas y aderezos presenta tanto oportunidades como retos para los fabricantes.

Por un lado, le da flexibilidad a la hora de vender su producto. Por ejemplo, la misma salsa puede venderse directamente a un supermercado, a granel a establecimientos de restauración o para su uso en alimentos preparados envasados. Esto permite a los fabricantes beneficiarse de más flujos de ingresos, haciéndolos menos dependientes de los compradores individuales.

Sin embargo, la otra cara de esta ventaja es que complica la trazabilidad. Con tantos caminos diferentes que pueden tomar sus salsas, obtener visibilidad sobre toda la cadena de suministro puede ser aún más difícil que para otros tipos de empresas alimentarias.

Siga leyendo para saber más sobre los retos de trazabilidad inherentes al sector de las salsas y los aderezos, y cómo puede su empresa obtener un mejor control.

¿Por qué la trazabilidad es un reto para los fabricantes de salsas y aderezos?

En toda la industria alimentaria, la necesidad de la trazabilidad de la granja a la mesa es cada vez más apremiante. En pocas palabras, la trazabilidad de la granja a la mesa significa que todas las partes interesadas en la cadena de suministro tienen una visibilidad «bidireccional» completa (deben ser capaces de rastrear hacia atrás desde sus clientes y hacia adelante desde sus proveedores).

Los fabricantes de salsas y aderezos se encuentran en una parte especialmente difícil de la cadena de suministro, ya que deben rastrear un gran número de ingredientes utilizados en sus productos y un gran número de envíos que salen de la fábrica. Si un consumidor final cae enfermo después de consumir un producto de salsa o aderezo, el tiempo es esencial para localizar y retirar el lote y los ingredientes comprometidos que han causado el problema.

Si no se han tomado las medidas de trazabilidad adecuadas, encontrar el origen del problema puede llevar semanas, lo que puede causar un daño financiero y de reputación incalculable mientras se suspenden los envíos y se retiran los artículos. Este peligro es tan grave para los fabricantes de salsas y aderezos debido al gran número de sucursales y eventos de seguimiento críticos que contienen sus cadenas de suministro. Esto hace que los fabricantes sean posiblemente la parte más crucial de toda la cadena de suministro desde el punto de vista de la trazabilidad. Si no pueden identificar rápidamente los ingredientes de calidad inferior, los lotes a los que afectan y dónde se han entregado estos lotes, todas las partes interesadas, desde las granjas hasta los minoristas, están en problemas.

Es fácil ver por qué tener una trazabilidad hermética y bidireccional (y la capacidad de demostrar las credenciales de trazabilidad) es tan importante para los fabricantes de salsa modernos. Es mucho más probable que los minoristas, los restaurantes y otros fabricantes hagan negocios con su empresa si se sienten seguros de que usted podrá ayudarles a acabar con cualquier posible infracción de la seguridad alimentaria rápidamente. De hecho, los grandes minoristas le exigirán a menudo que supere auditorías de trazabilidad simuladas antes de aceptar cualquier acuerdo, mientras los reguladores de la seguridad alimentaria siguen endureciendo sus normas.

¿Cómo pueden los fabricantes de salsas y aderezos lograr una verdadera trazabilidad de principio a fin?

Afortunadamente, existe una solución para los fabricantes de salsas que buscan aliviar sus preocupaciones de trazabilidad en forma de ERP (planificación de recursos empresariales) especializado en la fabricación de alimentos. El ERP para alimentos y bebidas refuerza la recopilación de datos, digitaliza los procesos y reúne todos los datos en una sola base de datos, proporcionando una única fuente de información a los fabricantes. En un sector en el que los procesos manuales y los datos fragmentados siguen siendo habituales, éste es el primer paso crucial hacia la trazabilidad integral.

Pero el ERP para la fabricación de alimentos hace mucho más que eso; viene apilado con una serie de herramientas diseñadas para dar a las empresas alimentarias una visibilidad total sobre sus cadenas de suministro y ayudarles a tomar medidas rápidas cuando surja la necesidad. Nuestra solución, Aptean Food & Beverage ERP, se ha creado teniendo en cuenta los retos y requisitos de la industria alimentaria, y contiene una serie de funciones avanzadas de trazabilidad, entre ellas:

  • Seguimiento bidireccional de ingredientes y productos
  • Función de retirada de productos en 60 segundos
  • Gestión de la retención de calidad
  • Seguimiento de lotes
  • Gestión de alérgenos
  • Controles y auditorías de calidad
  • Mantenimiento preventivo
  • Fácil integración con los estándares GS1 y blockchain

Para saber más sobre cómo Aptean puede ayudar a su empresa de salsas o aderezos a obtener la visibilidad que necesita y evitar futuros desastres de trazabilidad, póngase en contacto con nuestro equipo hoy mismo.

Las tecnologías de información (TI) han transformado el modo del hombre para comunicarse y hacer negocios. En la organización, esta afirmación se puede constatar con facilidad al comparar el alcance de los dispositivos electrónicos empleados hace una década con los utilizados en la actualidad. Lo mismo ocurre con las plataformas informáticas creadas para operar en las diversas áreas de la compañía. Si a este hecho se le suma el modelo de computación en la nube, se hace más que evidente que el ser humano vive una permanente metamorfosis en la manera de relacionarse y trabajar, por lo que numerosas empresas ya formulan su estrategia empresarial considerando las TI como un aspecto medular del negocio.

La forma en que se invierte el presupuesto de TI devela los esquemas financieros en la empresa. Por lo general, la mayor parte del capital se dirige a operaciones y procesos transaccionales. El desembolso destinado a tecnología e innovación suele ser mucho menor. Probablemente, porque muchos ejecutivos todavía no comprenden el beneficio que pueden generar las TI sobre el negocio mismo y porque de la asignación del presupuesto emerge como problema la incertidumbre del retorno de la inversión.

Cuando una compañía no cuenta con la asesoría adecuada o, peor aún, desconoce el negocio, abordar proyectos tecnológicos ambiciosos puede resultar en pérdidas económicas importantes. En buena medida, esto es dado porque las metas establecidas no son factibles o no se realizan las evaluaciones debidas. Algo es claro: invertir grandes sumas para la implantación de sistemas no garantiza el éxito de la planeación.

El escenario anterior revela la urgencia de alinear los esfuerzos sobre tecnología con los objetivos de negocio. Se trata de una labor minuciosa que no debe ser tomada a la ligera. Para lograrlo, primeramente se debe conocer en qué nivel de la escala de madurez de las TI se encuentra la compañía. Esto implica una revisión de los servicios, procesos y controles. Adicionalmente, se debe identificar el estado del área y sus prioridades. Luego definir planes que optimicen las operaciones a distintos plazos.

Los directivos de una empresa que busca redefinir la manera de ejecutar el presupuesto en tecnología deben cambiar su enfoque sobre la función que las TI ejercen sobre el negocio. Deben posar la mirada más fijamente sobre el departamento de sistemas, establecer un diálogo enfocado en la innovación y abrirse genuinamente a la transformación digital.

Por su parte, los profesionales de la informática no deben conformarse con mantener el motor andando; deben establecer un vínculo entre otros sectores como producción, mercadeo y ventas para estudiar las necesidades y encarar nuevos proyectos que generen valor sobre el negocio desde la perspectiva tecnológica.

Ya sea que se busque mejorar el rendimiento de la fuerza de ventas y abrir nuevos canales de comunicación, por medio de soluciones ideadas para la gestión de relaciones con los clientes (CRM), o se desee mejorar el control de inventarios y el flujo de mercancía, a través de soluciones para la planeación de recursos empresariales (ERP), el desafío para la organización está en lograr un trabajo integrado entre sistemas y el resto de los sectores, y no dejar pasar por alto las oportunidades de aplicar las novedades que puedan favorecer los objetivos corporativos.

 

Lee: Digitalización en las empresas, impostergable

 

El éxito de una compañía supone una adecuada gestión empresarial, por tanto, contar con un sistema informático que ayude a mejorar los procesos es clave para las organizaciones que desean sobresalir en el sector. 

Con frecuencia, las pymes que buscan aumentar la productividad y rentabilidad enfrentan dudas concernientes al tipo de tecnología a implantar. Muchas de estas divagaciones surgen de las funcionalidades de los sistemas ERP y CRMlos cuales, por la frecuencia en que son confundidos, diferenciaremos a continuación. 

De entrada, cabe destacar que ambos son sistemas de información y gestión que abarcan diferentes ámbitos de la organización. No obstante, al remitirnos a las siglas, por un lado encontraremos que ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales, definición claramente definida por los términos con que se conoce a la plataforma en inglés: Enterprise Resource Planning. Por otro lado, CRM es un sistema diseñado especialmente para la gestión de las relaciones con los clientes, tal como lo rezan sus vocablos anglosajones: Customer Relationship Management. 

ERP se centra en la optimización de los procesos interdepartamentales con miras a reducir los costes y aumentar la utilidadEn cambio, el objetivo principal de CRM radica en disponer de toda la información de un cliente, tanto para otorgarle a éste las respuestas que necesita como para realizar estudios de mercado que permitan diseñar mejores estrategias comerciales, como pueden ser la creación de promociones o el desarrollo de nuevos productos. 

ERP es una plataforma back office por cuanto se emplea para gestionar la comunicación y las operaciones internas de la empresa. CRM principalmente es una plataforma front office, debido a la interacción que permite generar entre la organización y el cliente.  

Los módulos de negocio en que consiste un ERP pueden ser diversos: fabricación, recursos humanos y nómina, ventas, inventario, administración de la cadena de suministro, finanzas y contabilidad. Por su parte, los módulos de CRM habitualmente se basan en ventas, servicio al cliente y marketing. 

Por lo general, los sistemas ERP y CRM admiten ser integrados con la finalidad de proveer una única plataforma de crecimiento empresarial. La centralización y el flujo de la información es esencial para una compañía que busca mejorar la toma de decisiones, por eso, en los últimos años la tendencia se ha mostrado a favor de aquellos ERP que contienen CRM o integran horizontalmente ambas funcionalidades. 

Por lo visto, las diferencias entre ambos sistemas son tantos como sus beneficios. Mientras que un ERP puede ayudar a reducir al máximo los costes por medio de una adecuada organización de la producción y distribución, así como mediante la automatización de los aspectos numéricos como la facturación; un CRM puede facilitar la captación de nuevos clientes y la fidelización de los ya existentes, lo que evidentemente aumenta los ingresos. No hay duda de que la combinación adecuada de ambos sistemas asiste la conducción de la empresa hacia la optimización de los recursos y la maximización de la rentabilidad. 

Disponer de una bola de cristal mágica debe ser, por mucho, la fantasía más frecuente entre quienes ejercen la toma de decisiones en una organización. Si un ejecutivo pudiese ver el futuro, con seguridad tomaría medidas más eficientes para alcanzar los objetivos empresariales, pero, dejando de lado la pitonisa de feria, ¿con qué instrumentos puede contar un gerente para diseñar las estrategias que llevarán a la empresa a obtener su cuota del mercado cubrir las necesidades de los clientes más exigentes? Una combinación de aplicaciones de tecnologías de información (TI) tiene la respuesta.  

Desde hace varias décadas los sistemas de gestión empresarial vienen perfeccionándose para hacer más fácil la vida de las personas en una compañía. La capacidad de transformar datos en información y la información en conocimiento convierten las soluciones CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning) y BI (Business Intelligence) en un factor imprescindible para la sobrevivencia de la organización.  

Procesos optimizados 

La implantación del ERP adecuado propicia una gestión óptima en los diferentes sectores de la compañíaUn sistema de este tipo provee información centralizada en tiempo real, lo que elimina barreras entre departamentos y habilita a ejecutivos para la definición de las pautas a seguir; automatiza operaciones y enlaza acciones entre diferentes áreasprovee informes; permite hacer predicciones de la demanda; disminuye la tasa de errores de factor humano; admite administrar desde los recursos humanos hasta los almacenes y mejora el servicio al cliente al proporcionar información precisa sobre órdenes. ERP simplifica procesos y sistemas redundantes, lo que conlleva a reducir los costos de la empresa. 

Mejores relaciones con los clientes 

CRM ayuda a generar experiencias más ricas con los clientes. Con su aprovechamiento cabal es posible tener una fuerza de ventas más facultada y productiva; establecer comunicación con los seguidores de la marca en los diferentes puntos de venta, así como integrar la planificación, presupuesto y seguimiento de las campañas de marketing. El alcance que tienen determinados CRM hace que sea viable gestionar las redes sociales corporativas desde cualquier dispositivo y lugar. Al ser una solución enfocada 100% en el cliente facilita acciones de fidelización. Por excelencia, esta es la herramienta que permite escuchar mejor al usuario para lograr su satisfacción, convertir leads en clientes explorar nuevos mercados. 

El complemento inteligente 

BI se nutre de los datos que extrae y analiza de sistemas transaccionales u operacionales para generar la información estructurada que dará a la empresa una visión 360 del negocio y fundamentará su toma de decisiones. BI reúne, depura y transforma datos de operaciones diarias en el conocimiento que permitirá obtener una ventaja competitiva. Esta solución hace directivos más capacitados; convierte un escenario de incertidumbre y riesgo en un ambiente de certeza y ayuda a aprovechar las oportunidades del entorno. La flexibilidad de las plataformas actuales y su carácter visual hacen que su manejo sea tan sencillo como dinámico 

Visto así, la combinación de CRM, ERP y BI es lo más parecido a un oráculo que un ejecutivo puede tener a disposición, es un apoyo clave para el nivel estratégico de la organización. Omitir la integración de estos elementos es darle la espalda al crecimiento, puede significar tanto caminar con los ojos vendados como arar en el mar.

La madurez de los sistemas de gestión empresarial ha permitido el desarrollo de escenarios comerciales cada vez más novedosos y disruptivos. 

La forma en que las empresas líderes del mercado operaban hace cincuenta años no se parece a la manera de operar de ahora; tampoco a la forma de operar de hace una década. La evolución de las tecnologías ha redefinido las maneras de hacer de la organización y ha permitido abordar un enfoque comercial centrado en el cliente.  

El desarrollo de las tecnologías ha forjado un escenario digital que exige enormes competencias para las compañías, lo que, para los directivos suspicaces, más que una amenaza, es considerado como una oportunidad. La transformación digital como despliegue estratégico, táctico y operativo no tiene retorno y es en la medida en que la organización empodere a su personal, optimice la gestión de sus datos y mejore sus procesos, que será capaz de registrar un crecimiento significativo y cónsono con la realidad del entorno empresarial. 

 Las soluciones que más y mejores impactos pueden generar en la vida de la compañía sin duda son aquellas que inciden en la productividad y administración de sus operaciones. De allí que los sistemas Customer Relationship Management (CRM) y Enterprise Resource Planning (ERPsean empleados con tanta frecuencia en empresas de diversos sectores como manufactura, retailfinanzas, educación y gobierno.  

Los modos en que la adopción de las tecnologías de información y la transformación digital impactan en las empresas fundamentalmente son cuatro: 

  1. Atracción de clientes. ¿Existirá un mejor aliado para el departamento de marketing que CRM? Conocer el perfil del comprador, transformar prospectos y leads en clientes, mejorar el servicio al cliente, optimizar procesos de ventafidelizar más rápidamente y diseñar estrategias basadas en la personalización son algunas de las ventajas que se puede alcanzar con la implementación de un sistema ideado especialmente para la gestión de las relaciones con los clientes. La capacidad de CRM para ampliar la visión y fortalecer los pasos comerciales de la compañía hacen de esta tecnología un aliado clave para cualquier firma. ¿Acaso no es mejor cuando al cliente se le otorgan exactamente las respuestas que espera y es tratado con empatía y reconocimiento? 
  2.  Fortalecimiento de empleadosUna fuerza de ventas informada y habilitada tiene más probabilidades de generar experiencias memorables para los clientes, hecho que puede lograrse con el apoyo de CRM. Por su parte, ERP también forma equipos ágiles y productivos en prácticamente todas las áreas de la compañíaAdministrar nóminas y recursos humanos con un mismo sistema, por ejemplo, facilita tanto la gestión de talento desde el momento del reclutamiento como la adecuación de políticas internas según los requerimientos del área. Finanzas, por otro lado, puede administrar activos de manera más eficiente y con menores riesgos. Todo esto manifiesta la formación de colaboradores con mayores competencias capacidades para generar valor. 
  3. Optimización de operaciones¿Será posible que un almacén con grandes cantidades de productos se maneje con lápiz y papel? Seguramente todavía existen empresas capaces de hacerlo, pero ¿será esta la compañía más ágil del sector y con mejores perspectivas de crecimiento? Una organización que pretenda ser mejor cada día, indefectiblemente debe ejercer la transformación digital y reconfigurar sus operaciones en función del mejoramiento de sus indicadores de desempeño y rentabilidad. El ERP adecuado puede ayudar con creces a lograr lo mencionado y hacer de la empresa un modelo de gestión representativo. 
  4. Transformación de productosEs el momento en que la reingeniería se presenta como un proceso imperioso para la organización, que la transformación digital causa su impacto más importante. Redefinir procesos de negocios o transformar productos y servicios es trascendental para la organización y manifiesta su interés y disposición por crecer abruptamente. La mejor forma de llegar a este punto es con el cimiento de soluciones CRM y ERP, por cuanto la primera ayuda a estudiar exhaustivamente los mercados y conocer al cliente, y la segunda permite examinar detalladamente la cadena de suministro, establecer nuevos mecanismos y administrar el ciclo de vida de un producto. 

Comprender la influencia de las tecnologías de información y el impacto de la transformación digital en la organización acelerará su incorporación y facilitará el éxito de una empresa propia del siglo XXI.  

Con frecuencia, encontramos directivos que, previo a la experiencia, dudan de que la implementación de un sistema de gestión ERP (Enterprise Resource Planning) pueda realmente proveer beneficios a su empresa. Al no comprender la dinámica de los mercados y a la organización como un sistema abierto con propiedad de interdependencia de sus partes, capacidad de modificarse a sí misma y de enfrentar variables externas, algunos ejecutivos optan por continuar tomando decisiones con criterios paradigmáticos que nada aportan a la evolución y desarrollo del negocio.  

Mantener las mismas dinámicas de hace diez años en la compañía en un momento en que las tecnologías de información están en plena propagación, grupos generacionales apuestan por la disrupción y la única certeza de los mercados radica en el cambio, es pisar una cuerda floja que indefectiblemente llevará al suelo. El contar como gerente con el tino suficiente para valerse de las herramientas provistas por la informática actual, constituye una oportunidad de oro para posicionar a la empresa y aumentar su rentabilidad, en este sentido, hemos identificado, al menos, once beneficios de implementar un ERP que aprovechado correctamente configurarán la organizaciócomo el modelo que la competencia no dejará de seguir: 

  1. Mejoramiento en la toma de decisiones, al permitir disponer con seguridad de la información correcta en el menor tiempo posible (centralizada y en tiempo real). 
  2. Preparación ante diversos escenariosal contar con datos e informes financieros, de producción o logística que permiten prevenir y adecuarse oportunamente y con planificación a los cambios del entorno o requerimientos del mercado. 
  3. Adaptabilidad a las necesidades de la empresa. La estructura modular de un ERP permite gestionar numerosos sectores de la compañía: producción, depósitos, distribución, ventas, finanzas, contabilidad, recursos humanos, etc.  
  4. Estandarización de la organizaciónal ayudar a definir sus buenas prácticas con base en un sistema de clase mundial ejecutado en todos los departamentos. 
  5. Mayor control de los procesosal facilitar el seguimiento minucioso de un producto en cada una de sus etapas a los largo de la organización. 
  6. Automatización de tareas cotidianas y repetitivas como la elaboración de facturas, informes, presupuestos u órdenes de compra. 
  7. Mejoramiento de la comunicación interna, al ser eliminadas las barreras de acceso a la información entre los diferentes departamentos. 
  8. Disminución de errores de factor humano, por cuanto un ERP permite procesas grandes cantidades de datos con fluidez, de forma integral y automatizada. 
  9. Integración de miembros de la cadena de valor, bien sea mediante la asociación de puntos de ventas modernos u otros mecanismos que permiten ajustar la oferta y demanda, así como crear nuevos productos y experiencias. 
  10. Aumento de la competitividad de la empresa, manifestada en colaboradores más informados y habilitados para proveer soluciones altamente eficientes para los clientes, lo que aumenta también la calidad de atención. 
  11. Reducción costos y mejoramiento de ROI (Return On Investment)en la medida en que se optimizan los procesos y se aprovecha el sistema predictivamente y en función del abordaje de escenarios. 

Por todos estos beneficios y otros más que impactarán en las utilidades del negocio, valga la interrogante para el sector directivo: ¿para qué esperar a tomar la decisión inteligente de contar con un ERP si, ademásla competencia ya lo debe estar aprovechando? 

Una tecnología obsoleta puede generar pérdidas enormes en las empresas. La postura de cambiar la infraestructura tecnológica cuando los equipoo sistemas lo único que presentason fallas no favorece para nada el ahorro. Por el contrario, expone a la organización a sucumbir ante un mercado sumamente dinámico y signado por la innovación. Pero, asumir una renovación tecnológica no es sencillo, sobre todo cuando el mundo vive una nueva revolución industrial y términos como transformación digital y nube copan los escenarios corporativos. 

Cuando los directores de una compañía estudian qué soluciones podrían renovar su modelo operativo de TI para favorecer el negocio, emergen diversas interrogantes. La respuesta de algunas llega a influir ponderadamente la toma de decisiones. 

1. ¿mo se beneficia mi empresa con la nube? 

La nube es un motor importante de la transformación digital. Las soluciones alojadas en ella tienen la habilidad de ser ampliadas o reducidas con facilidad y según el ritmo de crecimiento de la organización. Los servicios se adquieren en función de la cantidad de usuarios o funcionalidades. No requiere una infraestructura similar a la requerida por los servicios on premise, lo que beneficia el ahorroAdicionalmente, la modalidad de contratación bajo demanda libera a la empresa de afrontar costos fijos y licencias perpetuas. También permite mitigar riesgos porque es el proveedor de servicios quien asume la responsabilidad de actualizar la plataforma. Estas cualidades, aunadas a la facilidad de uso, rápida implantación y flexibilidad terminan de cerrar la idea de la nube como opción para la organización que busca aumentar la agilidad. 

2. ¿Está la compañía preparada para el cambio? 

La espera puede ser fatal. El costo real de la inactividad puede superar al costo por actuar al respecto. Con frecuencia, las interrogantes frente a la renovación de la tecnología retrasan las decisiones y desenmarañan cuestiones adicionales que van desde el modelo de inversión hasta la calidad de los datos. De cualquier forma, se precisa repasar las estrategias de negocio; conocer el nivel de madurez en TI, y formular una estrategia que alinee las tecnologías con el negocio. De esta manera es más fácil implementar sistemas que realmente aporten valor. Por otro lado, al momento de pensar en la preparación de la empresa, es indispensable considerar a los colaboradores y los procesos que estos deben atravesar, puesto que sin las personas no puede haber transformación. 

 3. ¿Cómo preservar la infraestructura en TI en función del negocio? 

Ya sea que la compañía busque sistemas modernos para la planeación de los recursos empresariales (ERP), para la gestión de las relaciones con los clientes (CRM) o para la inteligencia de negocios (BI), un aspecto clave para preservar la infraestructura está en las capacidades de integración y flexibilidad. Son los sistemas que tienen la habilidad de trabajar con múltiples lenguajes, con fuentes de diferentes orígenes y crecer o adaptarse sin perder la calidad (escalabilidad) los que facilitan que la empresa preserve la infraestructura que sustenta la actividad comercial y permite responder con mayor agilidad a las exigencias del mercado. Tales características son propias de las soluciones desarrolladas por firmas de clase mundial. En este sentido, lo sugerido es contar con soluciones de corporaciones de larga data en materia de investigación y desarrollo de software. 

Decidir en qué y cómo invertir puede resultar inquietante. De cualquier modo, contar con la asesoría adecuada ablanda el camino para la organización. 

En los últimos años se han generado más datos que en todo el curso de la humanidad. De acuerdo con el estudio sobre big data realizado en 2015 por OBS Business School, cada minuto, 4,1 millones de búsquedas son realizadas en Google; 3,3 millones de actualizaciones se comparten en Facebook; casi 40,000 fotografías son subidas a Instagram; más de cien horas de video son subidas Youtube; 32,000 horas de música son escuchadas en streaming, y 34,7 millones de mensajes instantáneos son enviados por internet. En total, se estima que en tan solo sesenta segundos son transferidos más de 1,570 terabytes de información. 

 Para 2020 se estima que en el mundo habrá más de 6,100 millones de usuarios de smartphones y más de 30,000 millones de dispositivos estarán conectados a internet, lo que evidenciará un impacto considerable sobre la economía global. 

 La transición a soluciones tecnológicas basadas en datos en los próximos años supondrá aportaciones astronómicas en todas las regiones. Y el porcentaje de empresas que no había considerado incorporar proyectos de big data a sus planes estratégicos se irá reduciendo conforme esta vaya mostrando sus alcances y aplicaciones que, por ahora, se podrían considerar incalculables. 

Planificación y analítica 

Las organizaciones se enfrentan a un volumen de datos en continuo crecimiento, datos que provienen de distintas fuentes que es preciso gestionar con eficiencia para que realmente aporten valor al negocio.  

Tanto en el entorno de las pymes como de las grandes corporaciones pueden obtenerse oportunidades muy provechosas si se cuenta con las soluciones tecnológicas apropiadas. Entre estas figuran, con un protagonismo bastante destacado, los sistemas para la planificación de recursos empresariales (ERP): de la informática, la columna vertebral de la gestión de toda la organización. 

Para que un ERP pueda adecuarse a las demandas de la era digital o la cuarta revolución industrial, este debe poder trascender del manejo de tangibles (inventarios, equipos, contabilidad y finanzas, fabricación) al manejo de intangibles (datos). Esto implica la habilitación de una plataforma con capacidades analíticas e integrada a la big data que facilite y fundamente la toma de decisiones en diferentes áreas de la compañía.  

Numerosas organizaciones todavía emplean ERP que fueron ideados para entornos que se han transformado de manera radical, por lo que la visión corporativa no logra ser lo suficientemente amplia y clara para afrontar con agilidad los escenarios que la hipercompetencia ha puesto sobre el tablero.   

Si se tiene en cuenta el conjunto de beneficios que un ERP aporta a la organización y que las estrategias de negocio más novedosas se nutren de los datos –para lo cual la capacidad de almacenamiento es fundamental, la conjugación de los sistemas de planificación empresarial y la big data se presenta como una idea congruente cuya gestión de información permitirá movimientos corporativos y comerciales más fluidos y certeros.  

Según el mismo estudio, el sector privado latinoamericano se muestra confiado en cuanto a la generación de ventajas competitivas que las tecnologías de información y sus disciplinas asociadas pueden facilitar. En este sentido, serán aquellas compañías que consideren en sus decisiones estratégicas aplicaciones ERP y macrodatos las que más partido saquen de la optimización de los procesos y la posibilidad de detección de oportunidades.