Entradas

La hidroponía es un tema candente en la industria de la agricultura comercial, y por una buena razón. Según un informe reciente, el mercado mundial de sistemas hidropónicos se valoró en 9.500 millones de dólares en 2020 y se espera que alcance casi 18.000 millones de dólares en 2026.

Como empresa de productos frescos, es posible que se pregunte a qué se debe todo este alboroto. O tal vez ya haya estudiado la posibilidad de adoptar algunas técnicas de cultivo hidropónico en sus instalaciones. Si bien es cierto que los costes iniciales de la instalación de estos sistemas pueden ser considerables, los beneficios de los métodos de cultivo hidropónico pueden suponer un importante retorno de la inversión (ROI).

Examinemos algunas de las formas en que el cultivo hidropónico puede ayudar a su organización a obtener mejores resultados.

Eficiencia

En pocas palabras, las plantas cultivadas en entornos hidropónicos son más sanas, lo que se traduce en mayores rendimientos en plazos más cortos. Como los cultivos realizados con este método están suspendidos en el agua y no plantados en el suelo, no desarrollan extensos sistemas radiculares y, en cambio, desvían más energía al crecimiento de la vegetación (hojas) y de los frutos.

Además, como la agricultura hidropónica no requiere una huella geográfica tan grande en comparación con la agricultura en tierra, las medidas de rendimiento por acre son mucho más altas. Y, por último, como la mayoría de los sistemas hidropónicos están en el interior, el cultivo puede continuar durante todo el año en lugar de funcionar de forma estacional.

Todo esto se traduce en rendimientos entre dos y ocho veces superiores a los obtenidos con los métodos de cultivo tradicionales. Además, las plantas crecen más rápido, reduciendo en muchos casos a la mitad el tiempo que tardan en alcanzar la madurez, y son menos susceptibles a las enfermedades y plagas gracias al ambiente interior, lo que reduce las pérdidas debidas a estos factores.

Sostenibilidad

Uno de los hechos más impresionantes de la agricultura hidropónica es que utiliza mucha menos agua, hasta un 95% menos en algunos casos. Sólo eso significa que estas técnicas consumen menos recursos que la agricultura tradicional en tierra. Pero no es la única ventaja de este método.

Dado que el clima puede controlarse en los entornos hidropónicos de interior, los productos que de otro modo tendrían que importarse de lugares lejanos pueden cultivarse localmente, lo que reduce tanto el coste como el impacto medioambiental del envío y el transporte. Además, la ausencia de suelo implica una menor prevalencia de plagas y de malas hierbas, lo que en muchos casos elimina la necesidad de utilizar pesticidas, insecticidas, fungicidas y otros productos químicos.

Por último, dado que los métodos de cultivo hidropónico suelen tener un formato vertical y las plantas pueden cultivarse más cerca unas de otras debido a sus sistemas radiculares más pequeños, las instalaciones hidropónicas necesitan una superficie de terreno mucho menor en comparación con las explotaciones tradicionales. Esto supone una menor alteración del entorno natural y una menor deforestación para crear campos de plantación y, en general, un mejor uso de la tierra.

Calidad

Hay varias razones por las que los productos cultivados en granjas hidropónicas pueden ser de mayor calidad, pero la principal es el uso de sustratos alternativos (medios de cultivo). Cuando los cultivos crecen en un medio estéril como la lana de roca o la fibra de coco, tienen un sabor y una textura superiores, ya que no adquieren los tonos terrosos insípidos de la tierra o la arenilla de la arena.

Además, como los pesticidas son mucho menos necesarios en los cultivos hidropónicos, es mucho más fácil -y barato- cultivar productos ecológicos sanos. Y, por último, el ciclo de crecimiento durante todo el año de las granjas hidropónicas y la posibilidad de cultivar la mayoría de los productos prácticamente en cualquier lugar gracias a un entorno interior controlado significa que los cultivos locales llegan a los mercados más frescos y en mayor variedad.

Avanzando hacia un futuro fresco

Éstas son sólo una pequeña muestra de las ventajas que tiene la agricultura hidropónica sobre los métodos tradicionales -no hemos mencionado el mayor nivel de control que ofrece este enfoque, que puede conducir a resultados aún mejores-, pero el valor de este campo emergente es evidente.

Por supuesto, es cierto que no todos los cultivos pueden realizarse en entornos hidropónicos, y que este método suele requerir electricidad para las lámparas de cultivo. Aun así, hay muy buenas razones para que su empresa de productos frescos estudie la posibilidad de utilizar la hidroponía en sus instalaciones o, al menos, para que estudie la forma de incluir los productos cultivados de forma hidropónica en sus cadenas de suministro.

Al fin y al cabo, como profesional de este sector, probablemente le preocupe la logística de la instalación y la rapidez con la que se puede obtener el rendimiento de la inversión. Al integrar todos sus departamentos y sistemas en una sola solución, una tecnología como Aptean Food & Beverage ERP puede darle esa visibilidad total sobre sus datos para evaluar críticamente sus operaciones actuales, preparar alguna parte de sus cultivos para una transición a la hidroponía y luego calcular cuidadosamente sus resultados.

Contáctanos hoy mismo para obtener más información sobre nuestras soluciones y cómo pueden ayudar a su empresa de productos frescos a prepararse para una posible introducción de nuevas técnicas agrícolas.