Entradas

Siete Ventajas y Beneficios de ERP en sector manufacturero

De acuerdo con datos de INEGI, en México existen más de 400 mil unidades económicas dedicadas al sector manufacturero, en línea con la tendencia mundial, se halla en un modo de crecimiento e innovación. Los procesos en en este sector son múltiples y complejos, por lo que la implementación de un sistema ERP que tenga más beneficios a cada paso es imprescindible para garantizar la permanencia de la organización en el tiempo de el sector manufacturero. Te presentamos siete ventajas y beneficios de ERP en sector manufacturero:

Existen diversos productos de gestión empresarial enfocados a hacer más fáciles las tareas cotidianas de la empresa, tareas que constituyen una dinámica vital y que, sin duda, impactan en el servicio y experiencia ofrecida al cliente. Entre los beneficios que un sistema como Dynamics puede proveer al sector manufacturero y que, con un óptimo aprovechamiento, se pueden convertir en ventajas competitivas se destacan: 

  1. Óptima administración de depósitos: Mediante determinados módulos es posible automatizar procesos de almacenajes que se podrían traducir en reducción de costos operativos que redunden en precios más bajos para los clientes. 
  2. Mejoramiento en la administración de transporte: Ideal para procesos de distribución y retail. Un sistema de gestión otorga la posibilidad de hacer entregas en tiempo y forma, otorgando así al cliente la experiencia correcta, al precio correcto. 
  3. Pronóstico de demanda acertado: Con base en algoritmos creados a partir de datos históricos del sistema, esta herramienta es capaz de anticipar la demanda de productos, permitiendo la disminución de riesgos de pérdidas y, por ende, un aumento en la rentabilidad. 
  4. Celeridad en cambio de productos: A través de una metodología formal, con un sistema de gestión es posible tener un manejo efectivo de productos (ventaja competitiva 4) durante los ciclos de planificación y producción de la empresa. 
  5. Mejoramiento en los procesos de servicio y garantía: A partir del rastreo oportuno de números de series provistos en notas de crédito, facturas, recibos de empaque u órdenes de devolución es posible proveer una postventa más oportuna y eficiente (ventaja competitiva 5). 
  6. Administración eficiente de asignaciones comerciales: Este proceso permitirá ofrecer y gestionar descuentos a proveedores y programas de promoción (ventaja competitiva 6), tener un mayor control de contratos y reducir los esfuerzos administrativos, otorgando una mayor y mejor experiencia para el cliente. 
  7. Posibilidad de asociar puntos de venta modernos (POS): Por medio de las soluciones de ventas asistidas se amplían las capacidades de los vendedores y se fortalece la inteligencia de compra del cliente, lo que genera un aumento en la potencia de los establecimientos de los asociados (ventaja competitiva 7). 

Por estos beneficios y muchos más que se traducen en ventajas competitivas se hace imperativo que las empresas tomen decisiones que le permitan evolucionar conforme con las exigencias del mercado. El carácter diferenciador de la organización será clave para asegurar su éxito y un desarrollo conforme a la visión empresarial.  

GCG ofrece soluciones de vanguardia, a la medida y con el soporte que todo ente corporativo necesita. Consulte con los expertos. 

Aspectos que eleven la competitividad de la empresa

En numerosas ocasiones se ha escuchado que, para mantener la empresa a flote en un mercado tan cambiante, es necesario crear aspectos que eleven la competitividad de la empresa y así ganar la preferencia de los clientes. Sin embargo, lo que se dice fácil no siempre resulta de la misma forma en su proceso. En plena revolución 4.0, elevar la competitividad exige llevar a cabo una serie de estrategias cuyo soporte esté basado en tecnologías. Asimismo, fomentar en la organización el desarrollo de competencias que, debido al estado de lo digital, antes no eran requeridas.

Por lo general, las tecnologías que se necesitan para hacer más competitiva a la compañía consisten en sistemas de información cuya evolución ha devenido en aplicaciones con gran capacidad para almacenar y procesar enormes cantidades de datos; con la habilidad para integrarse a desarrollos de diversos fabricantes; escalar, y facilitar trabajo colaborativo y móvil. Estas herramientas empoderan a los colaboradores quienes, explotando sus dotes analíticos, pueden tomar decisiones informadas basadas en la realidad.

Dado que el mundo de hoy es de los datos y la información, las soluciones que más oportunidades para canalizar el crecimiento le ofrecen a la organización son las que dominan la industria de la informática. En esencia, estas responden a cinco aspectos que abordados de la manera adecuada pueden accionar la catapulta corporativa.

1.Práctica de la innovación

Nuevamente se dice fácil pero el camino es escabroso. Para que la práctica de la innovación de verdad funcione, quienes conforman la compañía deben estar abiertas a las nuevas ideas, considerar tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial e incentivar en el equipo el análisis de todos los procesos y componentes para descubrir qué corregir o transformar. Cuando esto ocurre, innovar significa mejorar, y mejorar significa competitividad.

2. Orientación al cliente

Si algo ha quedado claro en los últimos años con el avance de las tecnologías, es que estas han facilitado la orientación de la empresa hacia los clientes. Basta con repasar los casos de Blockbuster, Uber y Netflix. Las aplicaciones actuales permiten no solo vincular la información de CRM con la de ERP, sino aplicar la inteligencia de negocios para diseñar la ruta más apropiada para elevar la satisfacción del cliente y lograr su fidelización.

Te puede interesar: La velocidad como factor de competitividad

3. Adecuación a los cambios

Una planificación estratégica demanda comprender los entornos internos y externos. Conocer cuáles son los puntos débiles y fuertes ayuda a prepararse para distintos escenarios, pero esto no solo se le debe aplicar a la empresa, sino que debe ser una tarea constante hacia fuera. Hablamos del estudio de la competencia y una diversidad de factores más que atañen a la firma de manera directa o indirecta: económicos, sociales, ecológicos, políticos, etc.

4. Optimización de los procesos

La optimización está ligada a la productividad. Ya que aquello que no se mide no se puede mejorar, es indispensable manejar correctamente los indicadores y definir metas y objetivos viables. Para optimizar procesos es necesario primero conocer en detalle cómo funciona la organización y sus talantes. Luego medir, controlar y monitorear cada proceso. Los sistemas ERP resultan clave para este aspecto.

5. Expansión a nuevos mercados

Una de las mayores bondades de las soluciones informáticas cuando son bien aprovechadas es que permiten generar el conocimiento para entrar en nuevos terrenos. Esto puede asociarse con la internacionalización, el desarrollo de nuevos productos o modelos de negocio, acciones que en la era digital no pueden basarse en suposiciones, sino que ameritan datos que fundamenten cada decisión.

Por lo visto, si se quiere estar en una posición superior frente a la competencia, las tecnologías de información brindan un apoyo vital que es aupado por los usuarios, pero la respuesta no está en una sola solución, sino en su combinación y la explotación correcta con analítica.

También te puede interesar: Uso de la inteligencia de negocios en las industrias